Toda una experiencia de arte en Wynwood, Midtown y el distrito del diseño de Miami

    Por Saundra Amrhein

    Susana Baker y su grupo de media docena caminan lentamente por una exposición de maderas intrincadamente talladas y pintadas que representan la fauna y la vida salvaje de la Florida.

    A continuación, Mark Smith, director de la galería Zadok, lleva al grupo a una exposición de tapices tejidos, a la exposición de fotografías de Tatiana Parcero y a ver las obras de monofilamento de carbón del surcoreano Seon Ghi Bahk, cuya representación de una mesa y un jarrón está suspendida en el aire. Antes de salir, el grupo camina alrededor de las hipnóticas estructuras de Gabriel Dawe semejantes a prismas, creadas con 52 millas de hilos multicolores.

    Cuando el grupo sale de la galería en el distrito de arte Wynwood en Miami y se encamina a una exposición de fotografías de Cuba de Clyde Butcher en el Center for Visual Communication, Baker les pregunta, “¿Ustedes sabían que tenían todo esto aquí en su propio patio? ¿No es increíble?

    El grupo estaba consciente de la atención a nivel internacional que se le confiere a este pujante distrito urbano de arte en Miami, que incluye Wynwood, Midtown y el distrito del diseño.

    Baker fundó The Art Experience en el 2009 para mostrar de manera más íntima un área que estalla con animación y miles de transeúntes durante la popular caminata de arte de Wynwood el segundo sábado de cada mes. Lleva a sus grupos por los tres distritos y ofrece giras curadas privadas de cinco o seis galerías y de una colección privada, y después a una cena de tres platos en uno de los varios restaurantes de comida gourmet que el grupo escoja en uno de los distritos.

    “Los segundos sábados de mes no se puede hacer esto. Hay demasiada locura”, dice Baker en lo que conduce por el distrito Midtown y espera detrás de un taxi que se ha detenido para recoger a dos mujeres en bikini, chal, zapatos de plataforma y unos sombreros de paja muy chic.

    Los tours de Baker los segundos sábados de mes incluyen Florida art gallery e ir de copas, pero no son nada tan personalizados como este tipo de tour, al que ella llama “Cena, diseño y exploración de las artes”. Mientras conduce, la media docena de pasajeros que lleva observan las estilizadas torres de apartamentos y lofts al otro lado de calles llenas de cafés al aire libre, restaurantes, tiendas y boutiques.

    Acaban de hacer un tour personalizado de la mundialmente conocida colección privada De la Cruz en el distrito del diseño contiguo. A pie o en la furgoneta, Baker hace una narración y comenta sobre el ascenso, la caída y el resurgimiento de los tres distritos, que en una época fueran áreas deterioradas pero ahora se han convertido en lugares llenos de vida, con murales públicos, exitosas galerías y prestigiosas colecciones de arte, además de ser el hogar de diseñadores tales como Hermes, Prada y Louis Vuitton.

    “Son diseñadores globales de altura”, dice acerca del distrito del diseño. “Es el lugar soñado de cualquier diseñador de interiores y arquitecto”.

    Después que pasan las tiendas, Baker conduce por los barrios residenciales del distrito del diseño de Miami y le muestra al grupo edificios históricos, desde estilo resurgimiento mediterráneo español hasta chalets estilo art deco. De regreso a Wynwood, el grupo pasa por otras galerías de arte contemporáneo y ven arte callejero pintado en las fachadas de los almacenes, así como los murales cercados conocidos como los muros de Wynwood.

    ”¿Quién quiere un cafecito cubano?” le pregunta Baker al grupo. “Después de ver tanto arte, hay que tomarse un descanso”.

    Baker aparca la furgoneta en un lote pegado a Midtown detrás de una modesta tienda cuya vidriera los participantes hubieran pasado sin notar. Han llegado a Las tías, “la mejor tienda de consignación del país”, dice Baker. Las dueñas, antiguas profesionales de bienes raíces, venden artículos de miamenses adinerados y de celebridades. Dentro de la tienda se encuentran lámparas de araña, afelpados sofás, armarios y puertas convertidas en mesas de centro. En lo que Baker saluda a la propietaria, Esther Percal, las empleadas ofrecen al grupo delicadas tacitas con un espeso café cubano.

    Parte del grupo se dedica a examinar la mercancía. David Roelant, 54, se sienta cerca de la entrada. El único en el grupo que es de Miami, cuenta que ha asistido varias veces a la caminata de arte los segundos sábados de mes. Aunque es entretenida, dice que la experiencia de ir de una galería en otra le deja sonso. “Cuando regreso a casa, pienso, ¿Qué es lo que acabo de ver?”

    Pero esta visita guiada con Baker le añadió perspectiva y contenido. “Ahora tengo una visión más amplia”.

    Con él está su novia Lisa Lewandowski, quien enseña ilustración y diseño gráfico en el College of Creative Studies cerca de Detroit. Roelant la invitó a hacer este tour con la esperanza de poder persuadirla a que se mude a Miami después de ver lo prometedor que es el mundo del arte aquí.

    También en el tour están Iris Leekey y su amiga Isabelle Leger. Desde hacía años, las dos deseaban venir desde Pembroke Pines, donde residen, hasta Miami para visitar el distrito del arte, pero se sentían intimidadas. Eso fue hasta que vieron en internet el tour de Baker.

    “Había querido explorar esta área, pero es casi apabullante”, dijo Leekey.

    La accesibilidad es el pasaporte de Baker, literalmente. Residente del distrito del diseño de Miami desde principios de la década de 1990, antes de que se pusiera de moda, la percepción de Baker de su propia barriada cambió en el 2009 cuando asistió al estreno de una galería en Wynwood.

    “Veo estos DJs y música y zanqueros por la calle, y pienso, ‘¿Qué es esto?’” Se fue a casa y trabajó en su computadora hasta bien pasada la medianoche. La antigua especialista en marketing de empresas de propiedades a tiempo compartido comenzó a diseñar un pasaporte de arte con los mismos secretos de las ofertas con todo incluido que le habían traído éxito en su antiguo empleo antes de la recesión. El Art Experience Passport incluye mapas e información sobre las diferentes galerías.

    Cultivó relaciones con negocios que comenzaron a anunciarse en el pasaporte y empezó a ofrecer especiales 2 por 1 en bares y restaurantes del área y admisión a fiestas y eventos VIP, nos explica antes de dejar a los participantes del tour en los restaurantes que han escogido. Luego, para disfrutar de su propio almuerzo, se dirige a Shokudo en el distrito del diseño, un lugar donde preparan unas deliciosas bolas de masa de papa hervidas condimentadas con curry, además de pollo tailandés y curry rojo.

    “No tienes que pensar en planear nada”, dice.

    Si visitas…

    Los tours cena-diseño-arte que ofrece Baker cuestan entre $89 y $145, e incluyen una cena de tres platos. Los tours los segundos sábados de mes cuestan $35. Están disponibles en ruso, francés y español y pronto en alemán. También hace tours de Coconut Grove y South Beach y durante Art Basel. Para mayor información, llama al 305.767.5000 o al 305.722.4541 o visita theartexperiences.com.

    SPONSORS & PARTNERS