Destilerías de licores artesanales en la Florida 

    Por Nicole Hutcheson

    Dick Waters estaba parado en un granero poco alumbrado en una pastosa granja ganadera justo en las afueras de Ocala, explicando la diferencia entre el whiskey de la Florida y el whiskey irlandés.

    “El whiskey de la Florida tiene mucho sabor y sabe a roble”, dijo. “El whiskey irlandés en comparación es más dulce y suave”.

    Dick debe de saber.

    Desde el 2009, él y su esposa Marti producen en pequeña escala el Palm Ridge Reserve, un galardonado whiskey floridano estilo bourbon que confeccionan con ingredientes simples cultivados en su granja.

    Destilar licores artesanales es viable desde hace mucho en California, New York y otros estados. Y la Florida cada vez tiene una mayor presencia en esta categoría por las destilerías de licores artesanales que han comenzado a aparecer por todo el estado en los últimos años. Nuevas leyes que les facilita prosperar y la acogida del público han impulsado la industria.

    “A nosotros nos gusta viajar a diferentes lugares del país a visitar bodegas”, dijo David Nant, quien vino en auto desde Titusville, Fla, recientemente para visitar la destilería Palm Ridge Reserve. “De modo que esta ha sido una experiencia similar. Apreciamos la gente que hace cosas como estas”.

    La destilería de St. Augustine

    La destilería de St. Augustine produce espirituosos con ingredientes cosechados en la Florida ~ VISIT FLORIDA

    - Desconocido

     

    En la Florida se han establecido en la actualidad decenas de destilerías que producen desde ron en el sur del estado hasta vodka en Tampa, y todos los meses aparecen más en línea. Phillip McDaniel, propietario de la destilería de St. Augustine, fundó en el 2012 el gremio de destiladores artesanales de la Florida, una organización sin fines de lucro que aboga por la joven industria.  

    La primera victoria del gremio fue la aprobación de la propuesta de ley 347 en la Cámara de Representantes, por medio de la cual se revocó una ley de la era de la Ley Seca que prohibía a las micro destilerías vender licores y llevar a cabo catas.

    “Nos dimos cuenta que para que la Florida pudiera competir en la destilación de artesanales íbamos a necesitar tener los mismos derechos que otras bodegas y cervecerías artesanales”, dijo McDaniel.

    Los destiladores de artesanales ahora pueden vender dos botellas al año a los clientes que vienen de visita. Muchos han comenzado a incluir salas para catas, tiendas de regalos y giras para ver cómo se producen los licores artesanales.

    ¿El resultado? Un nuevo estilo de turismo a la Florida.

    “Esta nueva tendencia turística se enfoca en el crecimiento personal, son vacaciones educacionales”, dijo McDaniel, quien se dedicó a las ventas y el marketing durante 35 años antes de abrir la destilería de St. Augustine en una planta de hielo de un siglo de antigüedad, que convirtió en una destilería de punta donde se produce un vodka muy preciado entre el público. Más de 5,000 personas visitan esta destilería floridana todos los meses.

    La destilería en St. Augustine

    La destilería está localizada en una histórica planta de hielo en St. Augustine, Florida.

    - Mallory Brooks para VISIT FLORIDA

    destilería Timber Creek

    Una gira gratis en la destilería Timber Creek permite conocer al maestro destilador, aprender sobre el proceso para crear bebidas espirituosas…y, lo mejor de todo, ¡probarlas!

    - David Barfield

    Entrar en la destilería de St. Augustine es como una experiencia neoclásica. Viejas herramientas de agricultura adornan las paredes de ladrillos en la entrada para que los visitantes puedan vislumbrar el origen agrícola del oficio.

    Los visitantes pasan a mirar un video de introducción, y luego hacen una gira para conocer los deferentes licores artesanales. Los resplandecientes pisos de barro y el equipo de cobre de destilar de última tecnología ofrecen un contraste moderno. Las destilerías de la Florida hacen vodka con caña de azúcar que se cultiva en el estado. Trabajan ahora en la producción en menor escala de whiskey americano [bourbon], ginebra y ron. McDaniel obtiene sus ingredientes de los granjeros locales.

    Después de la gira, los visitantes pasan a una barra de estilo antiguo para catar las muestras que sirve un señor vestido con tirantes que recuerda los días de antaño cuando los granjeros eran los productores de la mayor parte del licor en el estado y los cocteles eran fuertes y simples.

    “Elterroir”, dijo McDaniel, es lo que distingue el licor artesanal de la Florida del de otras regiones. “Terroires la combinación de componentes geográficos que determinan el sabor de las cosas”.

    “Tenemos muchas cosas que contribuyen a crear fantásticas bebidas espirituosas”, dijo. “Maíz estupendo, caña de azúcar…”

    La caña de azúcar es la reina en Florida Cane Vodka en Tampa.

    Pat O'Brien, dueño de Florida Cane Vodka y su socio Lee Nelson usan la cosecha para producir en menor escala su vodka artesanal que viene en una decena de sabores, entre ellos Miami Mango y Key West Lemon.

    “En la Florida, estamos rodeados de todos estos estupendos recursos”, dijo O’Brien. “Decidimos usar la caña de azúcar. La mayor parte del vodka se hace de granos o patatas. Obtenemos nuestra caña de azúcar en el sur de la Florida y lo mantenemos a nivel local”.

    El vodka de caña tiene un terminado dulzón, y es lo suficientemente suave como para beberse solo.

    Todos los sabores del vodka de caña se hacen con frutas naturales que provienen de lugares cercanos, como fresas de Plant City y arándanos de Hernando.

    “Nuestra intención es vender algo que les permita a las personas que vienen de vacaciones aquí llevarse con ellos algo que es parte de la Florida”, dijo O’Brien.

    O’Brien y su grupo ofrecen giras de su destilería en Brandon, Fla. dos veces a la semana. Desde una sala de cata contigua se puede ver cómo hacen el vodka.

    De regreso a Palm Ridge Reserve, Dick le dio al grupo una muestra de maíz, centeno y cebada que se cultivan aquí mismo en la Florida para explicar sobre los ingredientes que utilizan. Echó un puñado de la mezcla en un alambique de cobre de 60 galones calentado con propano. Cuando el whiskey esté listo se guardará en barriles de roble para añejarlo unos 9 meses y después se embotella a mano.

    Es una manera muy lenta y anticuada de destilar, dijo Dick.

    “Todo lo antiguo es nuevo otra vez”, dijo.

    Aquí incluimos una lista de algunas de las destilerías artesanales de la Florida. Para mayor información, visita Florida Craft Distillers Guild.

    SPONSORS & PARTNERS