Un día de compras, sol e historia en Port Saint Joe, la 'primera capital' de Florida

By: Martin Merzer

Añadir a Favoritos
El anhelo de vivir el encanto pueblerino y vislumbrar el pasado es lo que impulsa a quienes visitan Port Saint Joe, una de las joyas menos conocidas de la Costa Esmeralda.

Port Saint Joe — Un pueblo pequeño con un gran corazón.

Los orgullosos habitantes de Port Saint Joe le tienen mucho cariño a este sobrenombre del municipio, y resulta muy difícil cuestionar su exactitud.

Fundado en un territorio de intensa belleza natural y enorme valor histórico que bordea la costa superior del Golfo en la región noroccidental de Florida, Port Saint Joe y sus 3,500 habitantes ofrecen a sus visitantes una amplia variedad de actividades, así como sus corteses y acogedoras sonrisas de bienvenida. Es un coro de buenos días y buenas noches, de desfiles de bienvenida y luces de viernes por la noche, de sí, señora y los esperamos por aquí otra vez.

"Sin lugar a dudas, es la gente; son ellos quienes hacen especial a este lugar", afirma Kim McFarland, vieja residente y profesora de la escuela secundaria pública de Port Saint Joe. Su esposo, Tim, nació y creció allí, y ahora se desempeña como juez del condado.

"Se puede tener las playas más hermosas del mundo —que nosotros las tenemos— y muchas otras cosas más, pero sin la amabilidad de la gente, eso no sirve de nada", destaca. "Es un pueblito auténtico, con todo lo bueno que eso supone. Es casi como volver a Mayberry".

Así es, sobre todo si Mayberry hubiera estado al lado de uno de los principales terrenos de pesca del mundo, porque además —la verdad sea dicha— Port Saint Joe ofrece los más exquisitos frutos del mar, que pueden degustarse en todas partes y en cualquier época del año.

Créanos: se le abrirá un gran apetito, incluso si solo viene por un día a explorar Port Saint Joe y sus alrededores.

Nuestra oferta a los turistas de Port Saint Joe incluye:

Una mirada instructiva, incluso inspiradora, de los albores de la historia del estado. Un pequeño pueblo, fácil de recorrer y lleno de tiendas de regalos y antigüedades, cafés, pequeños parques públicos, amplias áreas verdes y un atractivo puerto deportivo frente al mar. Un enorme parque estatal que permite sumergirse en el precioso medio ambiente costero del estado, dentro del cual encontrará unos de los médanos más altos del país y tendrá la oportunidad de conocer el hábitat costero del amenazado pino de arenales. Un faro recién clausurado, pero muy estimado, que guarda aún esperanzas de renacer, aunque ya tan solo sea un fantasma, un recuerdo de lo que alguna vez fue.

¡Ah!, y también el muy frecuente y ruidoso sobrevuelo de los jets militares de las bases cercanas. Si no hay más remedio, mire al cielo y trate de localizar los aviones; pero si lo hace, todos sabrán que no es de allí.

Pues bien, planeemos nuestro día en Port Saint Joe, que se encuentra sobre la costa del Golfo, unos 45 minutos al sudeste de Panama City y dos horas al sudoeste de Tallahassee. Lo llamaremos nuestro primer día, porque volveremos. Se lo garantizamos.

Parque Estatal Constitution Convention Museum

Es el lugar perfecto para comenzar, pues nos ofrece un contexto histórico y explicativo para el resto del día que pasaremos en Port Saint Joe y sus alrededores. En él encontraremos un museo y un parque de casi 6 hectáreas que rememoran los últimos años de la tercera década del siglo XIX, cuando la ciudad original de Saint Joseph, ahora perdida, ocupaba este lugar.

El resumen: En aquella época, Saint Joseph era la ciudad más grande de Florida, y sus 12,000 habitantes explotaban el contiguo puerto natural de aguas profundas para competir con la vecina Apalachicola por la supremacía como centro de navegación de la región. El algodón, entre otros cultivos y productos, llegaba a Saint Joseph, mayormente por ferrocarril, para su exportación.
La ciudad era tan destacada que fue elegida en 1838 sede de la Convención Constitucional de Florida, en la que 56 delegados de las tierras aledañas redactaron el borrador de la primera constitución de Florida. Seis años después, Florida fue reconocida como estado de la nación.

Desgraciadamente, el destino de Saint Joseph fue menos afortunado: incapaz de competir efectivamente con Apalachicola, debilitada por una epidemia de fiebre amarilla y luego destrozada por un huracán, la ciudad había desapareció casi por completo para 1845 y habría de ser reemplazada posteriormente por los colonizadores del nuevo pueblo de Port Saint Joe.

Aquí, en el Parque Estatal Constitution Convention Museum, los visitantes hallarán terrenos hermosamente ajardinados, utensilios de otrora prósperos poblados indígenas, una locomotora a vapor del siglo XIX y la oportunidad de hacer por cuenta propia un recorrido por vitrinas y exposiciones que se remontan al nacimiento del estado de Florida. De especial interés, sobre todo para los más pequeños, son esa locomotora y una exposición al estilo de los parques de Disney que se vale de figuras automáticas de tamaño natural para recrear una escena de la convención constitucional.

Cuando vaya: El parque se ubica en el número 200 de Allen Memorial Way, que hallará fácilmente a lo largo de la autopista U.S. 98 cuando entre al pueblo por el sur. El museo abre de jueves a lunes, de 9 a.m. a 12 m y de 1 p.m. a 5 p.m. Cierra los días de Acción de Gracias, Navidad y Año Nuevo. Entrada: $2 por persona; gratuita para niños de hasta 5 años de edad. Llame al 850-229-8029 o visite floridastateparks.org/constitutionconvention.

Cementerio de Saint Joseph

¿Aún sigue alegremente perdido en el pasado? Dé una corta caminata por el Cementerio de Saint Joseph y sus agonizantes lápidas. ¿Puede encontrar la sepultura del capitán naval que supuestamente —y, sin duda, de manera involuntaria— contrajo la fiebre amarilla en las Antillas y generosamente la compartió con los sentenciados habitantes de Saint Joseph? Es un hecho pertinente, toda vez que al camposanto también se le conoce como el cementerio de la fiebre amarilla (Yellow Fever Cemetery).

Muchas de las víctimas fueron sepultadas en fosas comunes sin nombre, y un letrero enumera docenas de destacados ciudadanos de la época que se cree están sepultados allí ("believed to be buried here"). Otros fueron sepultados individualmente en fosas tapiadas que se alzan sobre el suelo para protegerlas de inundaciones. La mayoría de las lápidas, desgastadas por el tiempo, resultan ilegibles. Una que no lo está: "To The Memory of Jacob A. Blackwood. Who died July 24, 1841. Aged 51 years" (A la memoria de Jacob A. Blackwood, que falleció el 24 de julio de 1841 a la edad de 51 años).

Cuando vaya: El antiguo cementerio de Saint Joseph se encuentra muy cerca de Garrison Avenue, unas pocas cuadras al este de 22nd Street, al frente del organismo sanitario Gulf County Department of Health. Abre todos los días durante las horas de luz. ¿Necesita un poco de sombra o un minuto para reflexionar? Tome asiento en la pequeña glorieta del cementerio.

El centro del pueblo

Bueno, ya hemos tenido suficiente del pasado. Volvamos al tiempo presente de Port Saint Joe para tomar una refrescante bebida, hacer algunas compras y almorzar algo rico que nos sustente mientras visitamos un extenso y multifacético parque estatal muy cercano.

Lleguemos hasta Reid Avenue, un trecho de 800 metros justo en el centro del pueblo, a pocas cuadras de la costa. Aquí, sobre las aceras de las calles vecinas, encontramos una apetecible colección de cafés y tiendas de regalos y antigüedades.

Al igual que el centro de muchos pueblitos parecidos, este lucha por sobrevivir, pero lo hace defendiendo su posición frente a la tendencia estadounidense de concentrar los comercios en una sola calle de sus pueblos y ciudades. Port Saint Joe merece su respaldo y, además, es un buen lugar donde entretenerse. Si no quiere, no tiene que mirar la hora. Simplemente, recorra y explore.
Si busca un popurrí de regalos y recuerdos, visite la tienda Per-snick-e-ty en el número 229 de Reid Avenue, aunque muchas otras tiendas podrán complacerle también. En Joe Mama’s Wood Fired Pizza encontrará excelentes pizzas en oferta. ¿Frutos del mar? Prácticamente en cualquier lugar de Port Saint Joe y sus alrededores, aunque Dockside Cafe —en el puerto deportivo cercano— es el preferido de los vecinos.

Parque de Cabo San Blas

Ha llegado la hora de salir de Port Saint Joe propiamente dicho, al menos por un día, y dirigirnos a lo que los vecinos del lugar llaman el parque de Cabo San Blas, más formalmente conocido como el Parque Estatal T. H. Stone Memorial St. Joseph Peninsula.

Nadar, tomar baños de sol, bucear, pescar, contemplar aves y explorar casi 769 hectáreas de naturaleza. Todo en un mismo lugar, así como kilómetros de la célebre y blanquísima arena del noroeste de Florida.

Aquí no encontrará playas atestadas de gente; tome tanto espacio y con tanta separación como guste. Verá unos de los médanos más altos del territorio continental de Estados Unidos, podrá irse de excursión por dos senderos naturales, acampar en 119 sitios o descansar bajo los árboles en sombreadas zonas de picnic.

Mientras conduce hacia el cabo, no se pierda —ni deje de fotografiar— el Faro de Cabo San Blas. Habiendo sido clausurado en octubre del 2012, ahora el histórico faro es solo un fantasma; sin embargo, grupos locales están intentando rescatarlo. Conozca más detalles en capesanblaslight.org.

En general, es uno de los parques estatales más importantes de Florida y uno que no debe dejar de visitar, a solo 26 kilómetros y menos de media hora del centro de Port Saint Joe.

Disfrute de la paz y la tranquilidad. Es parte integral de la experiencia completa de conocer Port Saint Joe y sus alrededores.

"No mucha gente sabe de esta zona, Forgotten Coast — la Costa Olvidada— de Florida", señala Frank Cook, asiduo visitante proveniente de la zona de Atlanta. "La gente no sabe lo apacible que es este lugar. Conservémoslo así. Guardemos el secreto. No se lo contemos a nadie".

¡Cuánto lo lamento, Frank! Ya es un poco tarde.

Cuando vaya: El parque está ubicado en Cabo San Blas, en la bahía de Saint Joseph, sobre el costado que da al Golfo. Saliendo de Port Saint Joe, tome la carretera State Road 98 hacia el sur hasta la carretera State Road 30A. Siga hacia el sur hasta la carretera Cape San Blas Road, tome hacia el este y luego vuelva hacia el norte bordeando el cabo. La dirección es 8899 Cape San Blas Road. El parque abre todos los días desde las ocho de la mañana hasta la puesta del sol. Visite floridastateparks.org/stjoseph.

Pueden reservarse lugares de camping y cabañas en ReserveAmerica.com o llamando a ReserveAmerica por el 800-326-3521. Los campistas con reservación que vayan a llegar después de la puesta del sol deben llamar al parque por el 850-227-1327 para obtener la combinación del portón y las instrucciones correspondientes.


Sponsored listings by VISIT FLORIDA Partners

Más Por Martin Merzer

Comments

Sesin iniciada como:null
No hay comentarios todava