El Tesoro de Fort Mose: La Primera Comunidad de Negros Libres en Norteamérica

Añadir a Favoritos
La existencia del fortín era un testamento al poder de una promesa del Rey de España –un compromiso que captó la atención de los esclavos nacidos en África y cautivos en las Carolinas. <>, decretó el rey en 1693, <>.

St. Augustine, fundada 42 años antes de Jamestown y 55 años antes de que los Peregrinos llegaran a tierras de América, se ufana de tener el único fortín del Siglo XVII que todavía existe en Norteamérica, el sitio de la primera congregación católica en el continente y la calle más angosta de la nación, diseñada de 7 pies de ancho para impedir un fácil escape a los ladrones que traten de asaltar la cercana Tesorería.

Sin embargo, más allá de esos superlativos, una de las más importantes contribuciones de la ciudad a la historia de América permaneció envuelta en el mito y el misterio hasta hace apenas 25 años, cuando los arqueólogos descubrieron el sitio de Fort Mose (Mo-SÉ), la primera comunidad legalmente permitida de negros libres en lo que pasaría a ser Estados Unidos.

Fort Mose fue considerada la defensa septentrional de la ciudad contra los invasores británicos. Fue establecido en 1739 –más de 120 años antes de la Proclamación de la Emancipación y 80 años antes de que Florida fuera designada territorio de Estados Unidos.

El Parque Estatal Histórico de Fort Mose es parte del Sendero del Patrimonio Negro de la Florida, o Florida’s Black Heritage Trail, una colección de lugares históricos, desde Pensacola a Key West, que son importantes en la historia de los norteamericanos negros. El fortín también está en el Registro Nacional de Lugares Históricos, o National Register of Historic Places y fue nombrado como un lugar precursor en la Red Nacional del Tren Subterráneo a la Libertad, del Servicio Nacional de Parques, o National Underground Railroad Network to Freedom.

Fort Mose está apenas a 2 millas al norte del centro de St. Augustine, lo que lo convierte en un fácil paseo para los que acuden a las tiendas y restaurantes del histórico centro de la ciudad.

La existencia del fortín era un testamento al poder de una promesa del Rey de España –un compromiso que captó la atención de los esclavos nacidos en África y cautivos en las Carolinas. Llegad a St. Augustine y convertíros al catolicismo, decretó el rey en 1693, y seréis libres.


Hoy en día, la ubicación de Fort Mose –fuera de las sendas frecuentadas– y el descubrimiento reciente de su historia se combinan para impulsar a los visitantes en St. Augustine a buscar el Parque Estatal Histórico de Fort Mose. A fin de cuentas, St. Augustine tiene solamente 10,000 habitantes pero posee varios fortines: el impresionante Castillo de San Marcos, de 23 acres; Fort Matanzas, construido para proteger el límite sur de la ciudad y hasta un nuevo museo de historia en vivo que se llama Fort Menendez.

Los populares "trolleys", o trencitos, de turismo de la ciudad llevan a los visitantes a Fort Mose por el costo ordinario de un pase de trolley, pero solamente a pedido especial. No está en la ruta regular.

En el parque, situado en 23 acres de terreno comprado por el estado de Florida en 1989 y declarado un lugar destacado de la nación en 1994, nada queda del fortín o de las estructuras de madera donde vivieron los residentes originales. Los visitantes pueden explorar los alrededores y aprovecharse del entarimado para paseos que fue construido en el sitio.

Más allá del entorno natural, la atracción de este parque radica en el centro para visitantes y en el museo, que narra una historia que es nueva para muchas de las personas que entran por sus puertas. El museo revela cómo los españoles trabajaron para fortalecer sus defensas contra Inglaterra en 1738, al construir Fort Mose en un riachuelo procedente del Rio Norte y estacionar ahí una milicia de negros para defender la región.

La primera comunidad de negros libres en la nación creció alrededor del fortín. Llamada la Gracia Real de Santa Teresa de Mose, consistió de los soldados y sus familias, además de artesanos y trabajadores. En junio de 1740, Fort Mose fue evacuado cuando las tropas británicas avanzaron hacia St. Augustine y los británicos se apoderaron del fortín. Los milicianos lo recapturaron y los británicos perdieron muchísimos soldados en el combate, por lo que lo llamaron "La Batalla del Sangriento Mose."

El fortín fue mayormente destruido, pero la comunidad fue reconstruida 12 años después. En 1763, cuando España cedió Florida a Gran Bretaña, los residentes de Fort Mose emigraron a Cuba por temor de lo que el dominio británico pudiera significar para los ex esclavos.

El museo también contiene muchos de los artefactos descubiertos por arqueólogos de la Universidad de Florida en la década de 1980, entre ellos un dedal de bronce, algunas cuentas de vidrio y fragmentos de pipas de arcilla. Un objeto interesante consiste en los restos de un rosario. Los ex esclavos que vivían en Fort Mose tuvieron que adoptar la religión católica para ganarse la libertad.

El parque también presenta eventos especiales varias veces al año, como la representación de la Batalla del Sangriento Mose y el "Escape a la Libertad," que da nueva vida a los esclavos africanos que escaparon de las colonias británicas del sur, así como los indios nativos de América que los ayudaron en su camino y los cazadores de esclavos que los persiguieron.

Thomas Jackson, un miembro de la Sociedad Histórica de Fort Mose que ha estado involucrado en la protección de ese territorio desde que su historia fue trazada por primera vez, participa ahora como un actor en las representaciones. "Estuvimos cerca de perder esta propiedad a los contratistas de propiedades", dice Jackson. "Me da una sensación de entusiasmo ver cómo nuestras acciones han dado resultado."

Si Usted Va

Tome la Interstate 95 hasta el State Road 16 East hasta la U.S. Highway 1. Vire hacia el norte en U.S. 1. Proceda por casi una milla, más allá de las puertas de la ciudad de St. Augustine y vire a la derecha en Hybiscus Avenue. Siga hasta entrar al Parque Histórico Estatal de Fort Mose, que no cobra por entrar. Entrar al museo y al centro de visitantes cuesta $2, lo que incluye un video que añade contexto a la historia de Fort Mose. El centro de visitantes y el museo están abiertos de 9 a.m. a 5 p.m. de jueves a lunes. El parque mismo está abierto todos los días de 8 a.m. hasta el crepúsculo, 365 días al año. Para obtener información, visite el Parque Histórico Estatal Fort Mose, floridastateparks.org/fortmose, o la Sociedad Histórica de Fort Mose, fortmose.org.

Amy Wimmer Schwarb ha pasado su carrera profesional viajando entre las costas de Florida y su estado natal de Indiana. Trabajó varios años como redactora y editora del St. Petersburg Times y varios años más como editora de una revista en Indianapolis. Pero al final, Florida cautivó su corazón. Actualmente labora a tiempo completo como periodista independiente; está radicada en St. Augustine.


Sponsored listings by VISIT FLORIDA Partners

Comments

Sesin iniciada como:null
No hay comentarios todava