El patrimonio cubano de Cayo Hueso: Los habanos Maduro, el acorazado Maine y el ritmo de salsa

By: Rafael Lima

Añadir a Favoritos
Un paseo a pie nos revela el Cayo Hueso (Key West) del Siglo XIX.

Key West – Amanece en la Calle Duval y pulula el tráfico de peatones.

La "Cuban Leaf Cigar Factory" (Fábrica de Habanos de Hoja), como dice el aviso tallado a mano, consiste en un hombre en una pequeña tienda. Tiene unos 70 años y trabaja descamisado en el calor veraniego. Su pelo blanco, bien cortado, contrasta con su curtida piel cuando se inclina sobre una mesa de madera, manchada de sudor. Enrolla los cigarros más o menos al ritmo de la música de salsa —Azúcar, por Celia Cruz— que emerge de una pequeña radio portátil.

"¿Cuánto tiempo ha torcido (enrollado) habanos usted?"

Sus ojos se convierten en rendijas mientras hace cálculos mentales. "Cincuenta y cinco años". Sus dedos funcionan automáticamente, manipulando las hojas de tabaco.

"¿Es usted cubano?"

Sonríe y afirma con la cabeza. "Cubano, pero nacido aquí. Soy un 'concho'". Tiene un acento español muy leve. "Mi padre y mi abuelo eran 'conchos' y torcedores". Varias gallinas cacarean a sus pies y después corren hacia afuera, esquivando a los turistas.

"Estoy escribiendo un relato sobre el patrimonio cubano de Key West".

El torcedor se detiene. "Entonces, usted debe comenzar en el museo de San Carlos". Apunta con el dedo hacia un edificio colonial que está a media cuadra de distancia.

"Si Cuba tuviera una embajada en Estados Unidos, sería el San Carlos. Es Cuba. Es La Habana". El sol matutino me revela el escudo nacional de Cuba en la fachada del museo.

"Vaya hasta el final de la calle Duval, a la casa de huéspedes La Te Da y vea la veranda desde la cual José Martí se dirigió a los revolucionarios. Visite la fábrica de habanos Gato y el monumento a la Guerra de Diez Años y el memorial a los marineros del USS Maine. El buque estalló en La Habana y Estados Unidos entró en guerra".

Gesticula en dirección a la calle Duval, sonríe y continúa torciendo cigarros.

"¿Cómo se llama?" le pregunto.

"Pablo", responde. "Solamente Pablo." Y desaparece en un cuarto trasero.

'Habanos libres'

"Pablo" es un descendiente de los miles de cubanos que escaparon de la revuelta contra España en 1868. Cientos de cubanos emigraron a Key West y trajeron sus negocios de habanos. Estos fabricantes inmigrantes importaron el tabaco desde Cuba y empezaron a torcer habanos aquí con tabaco cubano. Su producto fue designado "habanos libres", ya que España exigía pocos impuestos por exportar hojas de tabaco, en comparación con los habanos ya elaborados.

Los habanos se convirtieron en buen negocio y el español pasó a ser el segundo (aunque no oficial) idioma de Key West. En 1870, el diario El Republicano fue impreso aquí en español. La influencia de Cuba en esta isla creció, a medida que llegaban más torcedores. En 1875, Carlos Céspedes, un ciudadano cubano que hablaba solamente español, fue elegido alcalde.

El San Carlos

El San Carlos fue inaugurado el 11 de noviembre de 1871 en un pequeño edificio de madera en la calle Ann, cerca de la antigua alcaldía de Cayo Hueso. El instituto fue nombrado en honor del Seminario de San Carlos en Cuba, una institución educativa bien conocida por su excelencia académica.

El San Carlos es la cuna del movimiento de la independencia de Cuba. Aquí, José Martí consolidó a la comunidad de exiliados en 1892 para lanzar la fase final de su campaña. Martí quiso tanto al San Carlos que lo llamó "La Casa Cuba".

Las salas del instituto contienen exhibiciones permanentes y transitorias que enfocan la historia de Cuba y de la comunidad cubanoamericana en Florida. Los visitantes pueden leer textos históricos y admirar arte cubano de fines del Siglo XIX.

Indio de palo

Es hora de almorzar. En una calle cercana a la muy transitada calle Duval, vemos hileras de casas estilo Concho, cubiertas de buganvilla. El Sybona está en el corazón del Viejo Pueblo, entre las calles Catherine y Margaret.

Los clientes constantes aquí son residentes locales y clientes que saben dónde se come mejor. Un gran indio de madera (considerado a veces como un símbolo cubano de lo sobrenatural) me mira comer —arroz con pollo, un típico plato cubano servido con plátanos fritos y una cerveza.

Mientras que el mozo, también cubano, vierte la cerveza en un vaso helado, le pregunto: "¿A qué distancia queda el cementerio de Cayo Hueso?"

'Recuerden al Maine'

¿Por qué visitar un cementerio durante las vacaciones? Porque todo punto de destino tiene una historia invisible. Aquí en Cayo Hueso, las historias de Estados Unidos, Cuba y España confluyen. Los sucesos que radiaron de esta isla impulsaron a Estados Unidos a convertirse en un poderío mundial.

Más allá de un portón de hierro forjado ya enmohecido, las erosionadas lápidas yacen en la sombra de árboles de palma. Una estatua de bronce muestra a un marinero, remo en mano, que mira hacia el horizonte. Me imagino que está mirando con esfuerzo hacia Cuba.

En 1898, el acorazado Maine y los marineros que hoy yacen bajo esas lápidas se radicaron en Cayo Hueso. Un año más tarde, el Presidente William McKinley ordenó al Maine a viajar a Cuba para demostrar el poderío naval de EE.UU. en apoyo a los intereses comerciales norteamericanos en ese país. El 15 de febrero de 1898, en circunstancias que el buque estaba anclado en el puerto de La Habana, una explosión lo hizo pedazos y mató a 266 tripulantes.

Muchos de los sobrevivientes sufrieron dolorosas quemaduras y fueron trasladados a Cayo Hueso para ser atendidos en el convento de la Inmaculada María. Los muertos también fueron devueltos a Cayo Hueso y enterrados allí.

La resultante guerra entre Estados Unidos y España dio la independencia a muchas de las posesiones insulares de España, entre ellas Cuba, Puerto Rico y las Islas Filipinas.

Mallory Square

Cae la tarde cuando me aproximo a un edificio de ladrillos rojos de tres pisos cerca del Golfo de México.

La antigua aduana, construida en 1891, es una de las principales atracciones históricas en Cayo Hueso. En diversas ocasiones fue asiento de cortes federales, la Aduana de EE.UU., el Servicio de Faros, y la Oficina de Correos. Durante la Primera Guerra Mundial, Thomas Edison trabajó ahí durante su estadía en Cayo Hueso, que era entonces el más populoso e importante puerto marítimo.

Adyacente a una base naval construida en la década de 1820, la Aduana fue el lugar donde se condujo la investigación sobre el hundimiento del Maine. Dicen que, desde una sala en el segundo piso con vista al Golfo de México, Estados Unidos decidió declarar guerra, usando el lema "¡Recuerden al Maine!"

Hoy día, tres pisos del edificio contienen objetos que describen la historia de Cayo Hueso, entre ellos fragmentos del acorazado Maine, documentos de Edison y recuerdos de los vuelos de Pan American entre Cayo Hueso y La Habana durante el apogeo de esa aerolínea.

Mesón De Pepe

A pocos pasos de la Aduana se levanta otro edificio de ladrillo, un almacén construido en la década del 1800. Hoy, el edificio, ya restaurado, contiene un restaurante cubano llamado el Mesón de Pepe.

La fragancia de cebollas al horno, pimientos verdes y azafrán da la bienvenida al visitante.  Más allá del comedor, una puerta trasera nos lleva a un patio con una muralla rompeolas que lo separa del Golfo de México.

Al borde del agua, La Habana está más cerca que Miami. Esa proximidad nos recuerda la historia de Cayo Hueso — del café con leche, del arroz con pollo y los habanos Maduro, de la revolución,  el éxodo y el conflicto internacional. 

Cigarrerías De Cayo Hueso

Cigar Alley
Esta nueva tienda de habanos y vino es el lugar favorito en Cayo Hueso para disfrutar un fragante habano, beber un excelente vino y conversar sobre la historia tabacalera de Cayo Hueso. El histórico Cigar Alley (Callejón de Habanos) está situado en lo que fue un callejón que conectaba dos históricas escuelas administradas por las Hermanas de la Concepción de Santa María. Ahora se le conoce como Plaza Duval (Duval Square), 1075 Duval St., #4.

Cigar City USA
Situada en 410 Wall St., Mallory Square, esta tienda vende artículos de arte y colección, así como excelentes habanos.

Duval Street Cigars
Al lado norte de la calle Duval, usted encontrará este pequeño puesto.

Conch Republic Cigars
Está ubicada en el callejón al lado de Ricks Complex en la calle Duval.

Conch Republic Cigar Factory
En 512 Greene St., a una cuadra de Sloppy Joe's. Esta tienda fue establecida en 1990 por un torcedor inmigrante. Los habanos son torcidos con hojas de tabaco de primera calidad.

Cuban Leaf Cigar Factory
Ubicada en 310 Duval St. al otro lado de la calle de Hard Rock. Aun si usted no quiere comprar habanos, éste es un buen lugar para detenerse y observar el método tradicional cubano de torcer habanos.

Dominican Republic Cigar Shop
925 Duval St.

Garcia Cigar
606 Duval St.

Historic Cigar Alley
1075 Duval St.
Tiene el humidor más grande de Cayo Hueso, del tamaño de un cuarto (un "walk-in").

Island Cigar Factory
1100 y 221 Duval St. Esta fábrica produce más de 70 tipos de habano, así como cajas de madera de cedro, hechas a la orden.

Key West Havana Cigar Company
Ubicada en Speakeasy Inn, 1117 Duval St., esta tienda posee un humidor de cedro, del tamaño de un cuarto. Disfrute su habano sentado en un cómodo sofá y rodeado por antiguas obras de arte.

King's Treasure's Cigars
Situada en los 200s de la calle Duval, esta es una tienda de alta calidad que también vende pipas y tabaco para pipas.

Land's End Cigars
Cerca de Turtle Kraals y casi escondida entre varias tiendas pequeñas.

Old Key West Cigar Factory
Situada en "Cigar Alley", también conocida como "Pirate's Alley" (el Callejón de los Piratas), esta es una cigarrería llena de todos tipos de productos tradicionales de tabaco que lo transportan a los días de antaño.

The Original Key West Cigar Factory
La fábrica está ubicada en 1200 Fourth St., Suite 134, pero los habanos están a la venta en Cork and Stogie, 1218 Duval St.

Rodriguez Cigar Factory
113 Fitzpatrick St.
Propiedad de torcedores cubanos.

Southernmost Cigar Club
306 Front St.
Salas de fumar, televisión de pantalla ancha, sillones de barbería, juegos de shuffleboard y mesas de billar.


Sponsored listings by VISIT FLORIDA Partners

Más Por Rafael Lima

Comments

Sesin iniciada como:null
No hay comentarios todava