Los barcos de Biscayne: un acuario para buzos aventureros

    El Tour de la Herencia Marítima del Parque Nacional Biscayne te ofrece seis barcos hundidos, ideales para explorar buceando, donde conviven la más rica fauna y flora marina del sur de la Florida.

    ¿Alguna vez se ha imaginado explorando un barco hundido cerca de una isla tropical? ¿Nadar por los arrecifes y pasar bandadas de pargos mientras el casco de una embarcación antigua aparece lentamente en el azul brumoso? El servicio del Parque Nacional Biscayne (Biscayne National Park) puede hacer esas fantasías tipo Indiana Jones realidad. Seis barcos que naufragaron están disponibles para que el público los explore, ya sea buceando o nadando  con esnórquel en las aguas claras y llanas del Parque Nacional Biscayne.

    El Mandalay y el Tour de la Herencia Marítima (Maritime Heritage Trail)

    En la víspera del año nuevo de 1965 un reluciente bergantín-goleta navegaba con el suave viento del norte hacia las luces de Miami. La elegante goleta Mandalay con sus adornos de caoba, bronce y marfil se desplazaba sobre las olas mientras 23 vacacionistas adinerados caminaban tranquilamente sobre la cubierta de teca, de regreso de un crucero de 10 días por las Bahamas.

    Después de una noche de fiesta sus pasajeros y capitán se retiraron a sus cabinas; el capitán Asmund Gjevick dejó a un marino con poca experiencia encargado del timón de la desventurada goleta de 112 píes.     

    En las tempranas horas antes del amanecer del día siguiente, los invitados y la tripulación del Mandalay se despertaron alarmados por el crispante sonido del metal en el momento en que el casco de hierro de la goleta pasaba por un afilado arrecife en Long Reef, a varias millas al este del Cayo Elliot. Corriendo hacia la cubierta el capitán Gjevick se dio cuenta que había calculado mal la distancia que había desde Fowey Rocks, y el inexperto timonel no descubrió el error —el navío estaba 20 millas fuera de curso. Pero ya era demasiado tarde. El casco de hierro del Mandalay había sido destrozado y la radiante embarcación de lujo se estaba hundiendo.

    Hoy día, 47 años después el esqueleto del Mandalay, "el barco de alfombra roja de la flotilla Windjammer", se encuentra bajo las aguas de Long Reef en el Parque Nacional Biscayne. Los restos cubiertos de coral del que fue alguna vez una goleta de lujo son ahora el hogar de plantas acuáticas y bandadas de peces tropicales —y también de muchos curiosos buzos con esnórquel.

    El Parque Nacional Biscayne ha puesto a la disposición varios navíos naufragados para que puedan ser visitados en tours de esnórquel llamados  "The Maritime Heritage Trail" (Tour de la Herencia Marítima).

    "Con el Mandalay pareciera que un barco hubiera naufragado dentro de un acuario," dice la  guardaparque Astrid Rybeck, durante un tour reciente en esnórquel. "Estamos muy emocionados de ofrecer estas excursiones. Lo hemos estado planificando por mucho tiempo."

    A lo largo del recién inaugurado "Tour de la Herencia Marítima" hay seis barcos hundidos que abarcan casi 100 años e incluyen goletas y buques a vapor, y posiblemente un galeón español. "Sabemos que hay por lo menos 44 barcos que naufragaron dentro de los límites del parque pero puede ser que hayan muchos, muchos más por ahí", dice el arqueólogo oficial del parque Charles Lawson.

    "Puede ser que hayan cientos de naufragios (sin descubrir). Pero hemos comenzado ofreciendo viajes para ver seis de ellos. Los tours son apropiados para buzos novatos y expertos de igual manera, pero", añade Lawson, "todos los participantes tienen que saber nadar."

    Lawson y los guardaparques de Biscayne han mapeado todos los restos de barcos y han colocado unas boyas de amarre para aquellos que quieran explorar por su propia cuenta en barcos privados.
    En el tour un guardia del Parque Nacional de Biscayne le dará un repaso del parque y de los recursos culturales sumergidos antes de llevarlos a explorar los barcos hundidos del Tour de la Herencia Marítima. Las excursiones en esnórquel en aguas llanas ofrecen una oportunidad única para descubrir estos tesoros submarinos y disfrutar la impactante variedad de fauna marina.

    La gira naufragio es de temporada, empezando por lo general en octubre. Durante los meses de verano, el tour de snorkel es sólo para los arrecifes. Llame antes para asegurarse de que obtenga el recorrido que desee. El costo de ambos tours es $45 por persona incluye el viaje en bote con un guardaparque, así como todo el equipo necesario (máscara, chapaletas, esnórquel y un chaleco de esnórquel) e instrucciones de cómo usarlo. El espacio es limitado y hay que hacer una reservación. Para hacer reservaciones, llame al 305-230-1100 o visite la página web www.biscayneunderwater.com. Todos los viajes salen del Centro para Visitantes Dante Fascell, nueve millas al este de Homestead, Florida, y están sujetos a ser cancelados debido al mal tiempo, condiciones marinas o si no se reúnen el mínimo de pasajeros.  

    Si va de visita: Traiga consigo mucho protector solar y repelente de insectos. Si hace el tour en los meses de verano, la cantidad de chinches y mosquitos en el parqueadero y las áreas de picnic puede ser bastante fuerte. Las presentaciones dadas por los guardaparques son excelentes —están llenas de datos interesantes sobre la biodiversidad natural. Los niños son bienvenidos y el buceo en esnórquel está bien supervisado.

    Estos son algunos de los naufragios incluidos en el Tour de la Herencia Marítima:

    Arratoon Apcar — Hundido en 1878

    En los años 1870, el Faro del Cabo de Florida era considerado inadecuado debido a su distancia desde la línea de arrecife. Cuando el Arraton Apcar se hundió, lo hizo a unas pocas yardas de donde se estaba construyendo de manera acelerada el Faro de Fowey Rocks.

    Erl King — Hundido en 1891

    El Erl King es un ejemplo del principio del período de transición entre los navíos de vela de madera y los barcos a vapor de hierro. 

    Alicia — Hundido en 1905

    El Alicia estaba cargado de sedas, vajillas de plata y otros objetos elegantes del hogar cuando se hundió en Long Reef. La subsiguiente y muchas veces violenta batalla que surgió entre 70 grupos diferentes de rescatadores de naufragios conllevó a la modificación permanente de las leyes de objetos recuperados de Estados Unidos.

    Lugano — Hundido en 1913

    En el momento de su hundimiento, el Lugano era el navío más grande en haber naufragado en los Cayos de Florida.

    Mandalay — Hundido en 1966

    El Mandalay, la goleta de casco de hierro conocida como el "barco de alfombra roja de la flotilla Windjammer", estaba equipado con una cubierta de teca y caoba.  

    Rafael Lima es un profesor de periodismo y de escritura de guiones en la Universidad de Miami. Sus escritos han sido publicados en The Washington Post, The Miami Herald y Tropic magazine. También ha escrito guiones para Warner Brothers y Spelling Entertainment. En la actualidad vive en Miami.

    SPONSORS & PARTNERS