La marisquería de Nick, pescado frito a la perfección en Freeport

By: Erin Phraner

Añadir a Favoritos

Hay un lugar apenas se pasa la costa de Destin —a la que algunos llaman cariñosamente Redneck Riviera— que sirve el mejor marisco frito del estado.

A más o menos media hora de recorrido tierra adentro, enclavada entre Choctawhatchee Bay y Basin Bayou en Freeport, la marisquería Nick’s Seafood Restaurant es soberana de su propia fajita de arena y mar. La edificación de un solo piso hecha de bloques de concreto no llama mucho la atención, pero lo que tiene en su interior sí, por supuesto: un sencillo restaurante familiar con más de 50 años de pescado frito a la perfección debajo de su (corta) manga.

En 1956, Nick’s empezó siendo un campamento de pesca en el que Frank y Nattie Nick alquilaban lanchas y vendían cerveza a los pescadores, hasta que en 1963 el impulso italiano de Frank de cocinar para otros alcanzó su clímax. Demolió el campamento de pesca y construyó el restaurante que hoy ocupa su lugar. Nick’s edificó gradualmente su reputación de servir solo el marisco de producción local más fresco, sacado todos los días de las aguas de Choctawhatchee Bay, detrás de su restaurante, y del Golfo, muy cerca de allí. Dieciséis años después, Nick’s pasó a manos de Frank hijo y Bonnie, su esposa.

Hoy, su hijo, Frank tercero, a quien llaman Trey, dirige el lugar y, afortunadamente, las cosas no han cambiado mucho.

“No se debe jugar con el éxito”, aprendió Trey mientras crecía en el restaurante. “Cuando me quedé yo a cargo, las cuatro personas que trabajaban aquí reunían más de 120 años de experiencia en Nick’s”, cuenta Trey. “¡Esas damas solían palmearme el trasero cuando me pasaba de la raya! Yo les dije que siguieran con lo suyo, que yo limpiaría los baños”.

Algo que no ha cambiado es la mezcla que utilizan para rebozar el famoso pescado frito de Nick.

“Mi madre sigue preparando la mezcla”, destaca Trey. “Ni siquiera a me dice lo que lleva; nadie lo sabe”. Una vez al día, a veces dos, les llega pescado fresco entero de los pescadores locales, y el técnico pescadero de Nick’s lo corta según sea necesario. En la medida en que entran los pedidos, los filetes se rebozan en la “mezcla de Bonnie”, se enharinan y se echan a la freidora en ebullición hasta que estén crocantes y dorados.

La oferta de pescado frito de Nick’s varía de acuerdo con la temporada, pero el mero que pescan en el Golfo es el producto básico. Pida el suyo en un bollo de pan o cómprese el plato combinado de ensalada de repollo, papitas fritas o papas al horno (solo después de las 5 p.m.), hush puppies y salsa rosada.

La mayoría de los platos que integran el menú se venden por menos de $20, entre ellos, un preferido local: mújol frito de la bahía.

“Es un pez que come muy bien —no como el mújol de Louisiana— gracias a la limpieza de nuestra bahía”, aclara Trey.

Y, de paso, pregunte por las ostras de la bahía y el cangrejo azul fresco (Trey mismo captura los cangrejos por la mañana).

Los vecinos toman sus lugares en las sencillas mesas y la larga barra de martes a domingo, bajo la mirada fija de criaturas de mar y tierra disecadas y fotografías de triunfos pesqueros en las paredes.

“Cuando entre, nos verá a mi esposa, a mis hijos y a mí; le ponemos mucho corazón”, afirma Trey. “No vamos a decorarlo ni ponerlo elegante, pero no encontrará pescado más fresco que el que le serviremos aquí”.

Nick’s Seafood Restaurant

7585 Highway 20 West, Freeport

850-835-2222

http://www.nicksseafoodrestaurant.com/

Erin Phraner, radicada en Nueva York, es una editora de artículos gastronómicos y creadora de recetas. Escribe sobre cocina y cómo atender invitados sin complicarse en foodandfemininity.com.

Sponsored listings by VISIT FLORIDA Partners

Comments

Sesin iniciada como:null
No hay comentarios todava