Usted Escoge y Recoge, en una Granja Hidropónica de Florida

By: Saundra Amrhein

Añadir a Favoritos
La granja, donde se cultiva en agua enriquecida con nutrientes en lugar de suelo, atrae a los entusiastas de los alimentos frescos que van allí a recoger sus propias frutas y verduras.

Myakka City, Florida. - Armadas de cestas y tijeras de jardín, Lisa Fuss y sus hijas caminaban lentamente entre elevadas hileras de frondosas verduras. Sin embargo, para recoger los más recientes ingredientes de los batidos que se prepararían con su nueva licuadora, no tuvieron que doblarse.

En cambio, las hileras de verduras eran verticales y superaban en altura a Kelly, de 4 años de edad, que seguía de cerca a su hermana Caroline, de 8 años.

“Bueno, vamos a ver. ¿Quieren empezar por los pimientos?”, les preguntó Fuss.

Fuss y sus hijas, de Saint Petersburg, son tres de las 4,000 personas que viajan desde otras partes del estado hasta la granja de autoservicio Hydro-Taste Hydroponic, a unos 35 kilómetros al sur de Sarasota y 19 kilómetros de la carretera interestatal I-75.

La granja, donde se cultiva en agua enriquecida con nutrientes en lugar de suelo, atrae tanto a turistas como a familias de las regiones central y suroeste de Florida. Los jóvenes entusiastas de los alimentos frescos van allí a recoger sus propias frutas y verduras. Por su parte, a los residentes jubilados que se criaron en granjas les encanta porque no tienen que arrodillarse ni doblarse.

Hay 250 000 plantas hidropónicas de donde escoger, entre ellas, fresa, arándano azul, col rizada, maíz y repollo. Los precios suelen estar entre 50 céntimos y 1 dólar por libra por debajo de los precios de los supermercados; por ejemplo, los tomates estaban ese día a $1,89 la libra y las papas a 99 céntimos la libra.

La primera vez, Fuss y su familia vinieron por las famosas fresas, que la granja tiene en floración de noviembre a mayo. Esta vez volvieron por verduras para preparar batidos con su nueva licuadora.

“Mamá, ¿puedo recoger un pimiento más?”, preguntó Kelly cuando Fuss y Caroline pasaron a la sección de acelgas.

“No sé si les gustará cuando lo prueben”, comenta Fuss, “pero vaya que les gusta recogerlo”.

Chester Bullock, propietario e hijo y nieto de granjeros, sabía que nunca convencería a su padre de probar la agricultura hidropónica en la granja familiar de la región noroeste del país cuando por primera vez escuchó hablar del método en los años 70.

“Pensaron que me había vuelto loco”, dijo en relación con el cultivo hidropónico.

Logró probar el método cuando vivió en Colorado por temporadas y se dio cuenta de que los centros de esquí necesitaban alimentos frescos. Mediante la agricultura hidropónica, les surtió de lechugas durante los siguientes 20 años. Por aquellos años, él y su esposa diseñaron y patentaron las unidades verticales de huerto hidropónico, un negocio que les ha permitido costear los estudios de sus tres hijos en universidades exclusivas.

A finales de los años 90, huyeron de los inviernos del noroeste y se mudaron a Florida, adonde trajeron sus Hydro-Stackers. En el camino, montaron otras tres granjas de fresas en los lugares donde vivieron. Una vez más, la gente le decía que había perdido la razón.

“No lo lograrás nunca”, recuerda Bullock que le advertían.

No obstante, de sus 12 hectáreas, emplearon 8094 metros cuadrados para cultivar frutas y verduras, empezando con fresas y 15 000 plantas. Y lo hicieron con el método hidropónico.

La gente paraba en el camino de tierra y le preguntaban: “¿Qué está haciendo?”.

“Lo que producíamos, lo vendíamos”, destaca Bullock, de 68 años de edad.

“La gente quiere que los alimentos sean frescos y producidos en la región. Siempre ha sido así”, afirma una tarde después de terminar un curso de capacitación para personas que cultivan en casa mediante las unidades Hydro-Stackers. Además, imparte un curso comercial una vez al mes. Actualmente, las Hydro-Stacker se utilizan en todos los estados y en 31 países.

Los clientes habituales pueden inscribirse en un club de frutas y verduras, que les permite a las familias de cuatro integrantes adquirir una cesta semanal por $35 y a las parejas, por $18. Además de que casi nunca utiliza pesticidas en lugar de pimienta de Cayena y jabón, el método hidropónico resulta atractivo porque ocupa menos espacio y necesita menos agua, explica Bullock.

Por ejemplo, las 60 000 plantas de fresa que tiene en 2023 metros cuadrados ocuparían 2,8 hectáreas con el método tradicional de agricultura en suelo, resaltó Bullock. En lugar de los 3400 litros de agua al día que utilizan para las fresas, necesitarían 530 000 litros en una granja tradicional.

“Vienen muchas personas que se alimentan a base de jugos y comida cruda e, incluso, veganos", señaló Andrew Hill, gerente de las instalaciones, mientras los clientes a la entrada del negocio colocaban frutas y verduras en sus cestas o compraban batidos y sándwiches de delicatessen. Ya se construye una nueva tienda de 1486 metros cuadrados.

Hill, a quien Bullock considera casi su cuarto hijo, empezó a trabajar allí cuando tenía 14 años para ahorrar y comprarse un camión. Se enamoró del lugar, cambió de planes y estudió farmacia. El joven de 22 años de edad —próximo dueño de esta granja— cursa ahora estudios de administración comercial.

“Para cultivar algo y ver la recompensa en el rostro de la gente…,” añade Hill. “Vale la pena”.

CUANDO VAYA

La granja de autoservicio Hydro-Taste Hydroponics se encuentra en 7308 Verna Bethany Road, Myakka City, Florida, a unos 19 kilómetros de la carretera interestatal I-75 por cualquiera de las carreteras estatales SR 64 o SR 70. Para pedir indicaciones o más información, llame al (941) 322-0429 o visite www.hydrotaste.com.

Comments

Sesin iniciada como:null
1 comentario
jorge fehr
jorge fehr 22 de noviembre de 2013 17:23
fresas en florida