Después de Legoland, la diversión y entretenimiento abundan en Winter Haven

Añadir a Favoritos

Está un poco sudado y tiene hambre. Los niños siguen alborotados por los trozos de manzana frita cubierta de azúcar que comieron en Legoland Florida. Y apenas son las 5 de la tarde.

Así que le sobra un poco de tiempo para explorar Winter Haven, Florida, y sus alrededores.

“Esperamos que la gente se quede”, explica Kelly Rote, especialista en comunicaciones de Visit Central Florida.

Sin tener que viajar muy lejos, usted y sus hijos disfrutarán de lugares y actividades extraordinarios.

·         Viaje a 1951 visitando Andy’s Drive-In Restaurant. No deje de probar las hamburguesas Steakette Burger o Half Pounder y acompáñelas con un batido Fruit Salad Milkshake, que lleva trozos de melocotón, piña, cerezas y banana frescos. Este restaurante familiar abre una ventanilla los domingos que ofrece 20 sabores de batidos en tamaño pequeño, normal y Big Daddy. “No es nada sofisticado. El ambiente es informal”, apunta Popi Nouaros, propietario y nieto de propietarios. Y los precios son informales también: la hamburguesa más cara cuesta $5.45.

·         ¿Todavía necesita algo dulce? No sabrá lo que es el fudge hasta que haya probado el fudge de leche de cabra de Webb’s Candy. “Es completamente más sabroso y cremoso”, afirma Sharon Passmo, que ha trabajado en la confitería Davenport desde 1976. Vea cómo hacen el fudge, deguste dulce cítricos y recorra la tienda de regalos relacionados con el estado de Florida. El fudge de leche de cabra se vende a $12.95 la libra (webbscandyshop.com, 800-289-9322).

·         ¿Qué niño puede resistirse a las luces y los remolinos de una sala de juegos? Indigo’s Bowling, Billiards and Games ofrece diversión para adultos, niños y preadolescentes por igual. La sala de juegos al estilo del restaurante Chuck E. Cheese, la cancha de boliche de 10 pistas y las mesas de billar están separadas de la zona para adultos. El bar, que presume de más de 50 cervezas artesanales, cuenta con 10 mesas de billar y siete televisores de pantalla gigante. “Por unos pocos dólares por persona, puede pasarlo muy bien”, señala Cory Bassham, cuya hija de 4 años disfruta el boliche y los juegos.

·         Cuando usted disfrutó del espectáculo de esquí en Legoland, estaba viendo Chain of Lakes. Esta colección de 12 lagos de agua dulce interconectados permite esquiar, pasear en bote y pescar.

“Aquí tenemos una gran variedad de fauna”, destaca Tricia Gurr, vicepresidenta de Marine Supply, que alquila un pontón ($195 por cuatro horas y $295 por ocho horas, www.marinesupplyboats.com). “Siempre que salimos nos encontramos con al menos cuatro caimanes, y en los lagos hay una cantidad de pájaros muy hermosos”.

Además, los lagos rebosan de róbalo y besugo, pero cerciórese de tener el permiso de pesca de Florida ($17, myfwc.com/license/recreational/visitors/)

Para ver más de cerca garzas, garcetas, ranas y cangrejos de río en esta cadena de lagos, reserve un tour ecológico en tabla, kayak o pontón (863-412-7100, $50 por dos horas, $80 por cuatro horas). Se proporcionan binoculares y atarrayas.

Además de animales, en los lagos encontrará parques, juegos y restaurantes flotantes, entre ellos, el recién inaugurado Frank and Manny’s Harborside (www.frankandmannys.com), donde al bajar las escaleras le aguarda un comedor encerrado en tela mosquitera creado específicamente para navegantes en chanclas y ansiosos de comer langostinos.

·         Explore el centro de Winter Haven. Los niños pueden liberar un poco de energía en Central Park, donde una gigantesca fuente cambia de colores para celebrar las fiestas y conmemorar diferentes fechas importantes. Bancos y mesas de picnic se esparcen por el parque y cordones de luces y postes lo iluminan por la noche. Diez esculturas extremadamente distintas se exhiben hasta finales del 2014. El primer sábado de cada mes se reúnen en la zona aproximadamente 20 automóviles clásicos, acompañados de melodías du duá que suenan en una emisora de radio local. Además, encontrará algo de comer en las muchas pizzerías y ventas de sándwiches del lugar.

No deje de pasar por Andy Thornal Company. Con todas esas grandes cadenas minoristas de artículos deportivos que abarcan el país entero, ya no se ven muchas tiendas independientes de ese ramo. En Andy Thornal, fundada alrededor de 1945, encontrará equipos de caza, senderismo y pesca (se imparten clases de pesca con mosca de un día de duración por $125) conjuntamente con accesorios para viaje y para talleres de arte natural (www.andythornal.com).

·         Por $75, aventúrese un poco tomando lecciones de tablaestela (wakeboarding). Los novatos son siempre bienvenidos en Chain of Wakes. Pregunte por Stwart Mackie, instructor principal y campeón de tablaestela del Reino Unido, www.chainofwakes.com

Si tiene la suerte de haberse traído en el viaje a una niñera o a los abuelos, acueste a los niños y salga a divertirse entre adultos. Tome una copa de vino y unas tapas en el ostentoso Blue Room, un exclusivo restaurante y barra de tragos a pocos pasos de Legoland, donde podrá escuchar jazz y blues varias veces al mes. O recorra la calle hasta el bar de vinos Grape Expectations. Arabellas Ristorante, en el centro de Winter Haven, ofrece una excelente cocina italiana y mediterránea, así como una sorprendente carta de vinos al ritmo de serenatas de piano en vivo (los precios varían entre $30 y $50).

Comments

Sesin iniciada como:null
No hay comentarios todava