¡Arriba en el Cielo! ¡Es un Ave! ¡Es un Avión! Es…. ¿un Cable de Esquí Acuático en la Florida?

Añadir a Favoritos
Se llama cable esquí: una modalidad de esquí acuático que se realiza sin el auxilio de embarcaciones a motor y que se ofrece actualmente en varios rincones hospitalarios de Florida.

Imagínese sobre una rampa cerca del agua, con esquís en los pies y una cuerda de remolque en las manos. De repente, de un tirón, lo mete al agua un cable aéreo que describe una trayectoria circular sobre un lago pequeño a 32 kilómetros por hora. Usted se tambalea un poco hasta que “le coge la caída” —por así decirlo—, pero muy pronto se ve rebotando contra la superficie e impaciente por hacer su primera acrobacia.

Acabamos de presentarle el cable esquí: un híbrido del surf, el esquí y el wakeboard que es la nueva ola sobre el agua.

Los cable-esquiadores consumados saben dar vueltas, saltos y giros, así como planear a 3 metros del agua mientras hacen rotar la tabla de wakeboard sobre la cabeza en una electrizante maniobra que se conoce como front roll.

Uno de los mejores lugares donde intentar hacer cable esquí es Ski Rixen USA, que forma parte del parque acuático Quiet Waters Park de Deerfield Beach. Se dice que la pista ovalada de 823 metros es la más larga de las que ofrecen los 10 centros de cable esquí de Estados Unidos. El esquiador disfruta de un minuto y medio de recorrido, tiempo en el que completa un circuito.

“No lo tenemos en Seattle”, se queja Mike Gelb, profesor de química de la Universidad de Washington, quien pasó recientemente por Ski Rixen en un viaje de negocios. “Es algo que quisiera hacer, pero que no puedo en donde vivo”.

El equipo de cable esquí es una adaptación de los telesquíes. En cada vuelta del óvalo, el cable pasa por ruedas horizontales gigantescas montadas en torres a 6 metros del agua. Al cable se fijan entre 8 y 10 correas que, a su vez, se amarran a las barras de remolque que sujeta el esquiador.

Gelb probó el cable esquí por primera vez en Alemania, donde se originó el deporte hace 50 años. Su creador, el ingeniero Bruno Rixen, abrió la primera pista de Estados Unidos en el parque de Deerfield Beach.

También hay pistas en Fort Myers, Tampa y Orlando, que hacen de Florida el principal destino tanto para principiantes como para profesionales.

El encanto del cable esquí no pierde su efecto en aquellos padres que intentan planificar un viaje familiar con adolescentes difíciles de complacer. Y a pesar de que los esquiadores deben llevar casco y chaleco salvavidas, muchos consideran que el cable esquí es una alternativa mucho más relajada que el esquí con lancha.

“Cuando se hace detrás de una lancha en el mar, asusta un poco”, admite Autumn Tust, de 13 años de edad, “pero aquí es muy divertido porque estamos en un lago con todos nuestros amigos”. Tust se inició en el cable esquí después de haber cumplido 12, la edad mínima exigida en Ski Rixen.

En lo que a precio se refiere, el remolque mediante un cable hace innecesarios la lancha, el piloto y el observador, así como el combustible, señala Brita Schipner, quien dirige Ski Rixen USA. “Con $25 en el bolsillo, puedes ir y montarte”.

Los organismos reguladores del estado y el corredor de seguros de Ski Rixen hacen periódicamente inspecciones de seguridad.

“Tienen un buen historial con nosotros”, informa Allan Harrison, jefe del Departamento de Inspección de Parques de Diversiones de Florida.

A los principiantes se les muestra un video breve, y hacen su primer circuito en una tabla kneeboard antes de amarrarse a la tabla wakeboard.

“No hay que ser un superatleta”, aclara Schipner. “Básicamente, solo hay que ir y aprender en una lección, o dos horas”.

Paola Oliveira probó el cable esquí por primera vez en Ski Rixen. Se cayó en su primer circuito, pero enseguida estaba haciendo la cola otra vez para intentarlo de nuevo.

“Ya antes he hecho wakeboard detrás de una lancha, pero esto es distinto”, explica Oliveira, ejecutiva de cuentas de una empresa publicitaria de San Pablo, Brasil. “Solo hay que acostumbrarse”.

Cuando vaya

Ski Rixen USA está a unos 20 minutos en carro de Fort Lauderdale, en 401 South Powerline Road, dentro de un parque del condado. Abre todos los días, de 10 a. m. a 7 p. m., excepto los lunes. Llame al 954-429-0215.

Florida cuenta además con otras pistas de cable esquí:

Revolution Cable está en 17590 East Street, North Fort Myers. El horario es de miércoles a viernes, de 1 a 8 p. m.; sábados y domingos, de mediodía a 8 p. m.. Llame al 239-656-3000.

McCormick’s Waterski Wakeboard and Cable Park está en 2020 McCormick Lakes Way, Seffner (cerca de Tampa). Abre los siete días de la semana, de mediodía a 7 p. m. Llame al 813-681-4441.

Wet N’ Wild está en 6200 International Drive, Orlando. El horario varía de acuerdo con la temporada. Llame al 407-351-1800.

Orlando Water Sports Complex está en 8615 Florida Rock Road, Orlando. El horario varía de acuerdo con la temporada. Llame al 407-251-3100.

Comments

Sesin iniciada como:null
No hay comentarios todava