¡Esto sí que es dulce! Visite la fábrica de chocolate más grande de la Florida

By: Steve Winston

Añadir a Favoritos
Hoffman's Chocolates invita a presenciar la fabricación de uno de los dulces más conocidos y deliciosos de la Florida en su enorme instalación de Greenacres.

En 1974, Paul Hoffman le pidió prestado a un amigo $1,400 para comprar un pequeño negocio de chocolate en Lake Worth, en el sur de la Florida. Sus intenciones no eran ni hacer mucho dinero ni transformarse en un empresario; sus intenciones eran mucho más modestas. Estaba simplemente buscando la manera de comprar un negocio para poder ganarse la vida y en el cual, él y su familia, pudieran trabajar juntos.

No tenía ni idea que el negocio de 1,400 pies cuadrados fuera a crecer y transformarse en la compañía de chocolate más grande de la Florida. No tenía ni idea que un día mudaría su operación comercial a un espacio de 15,000 pies cuadrados abierto a todo público; un castillo bávaro de fantasía en las cercanías de Greenacres con una fábrica, restaurante, y una tienda de chocolates con 120 empleados. No tenía idea de que eventualmente abriría cinco negocios más en el sur de la Florida. Tampoco se imaginaba que sus creaciones llegarían a ser tan populares que comenzaría a franquiciar nuevos negocios.

“Paul era un cocinero hábil”, dice Fred Meltzer, presidente y director ejecutivo de Hoffman’s Chocolates, y además el yerno de Paul Hoffman. “El quería que su pequeño negocio fuera lo mejor. Como no le gustaba la calidad de los chocolates que encontraba, tomó clases con chocolateros conocidos y luego viajó por alrededor del mundo buscando los mejores ingredientes y los proveedores más confiables. Unió todos estos ingredientes con este conocimiento y desarrolló sus creaciones únicas y propias, dándose a conocer con la velocidad de la luz”.

No pasó mucho tiempo para que llegara gente de comunidades vecinas a esta pequeña tienda en el centro de Lake Worth atraída por historias de estos chocolates caseros con una textura singular y un sabor único.

En breve, Paul Hoffman — y familia — tendrían sus fieles seguidores.  Yendo de cliente en cliente, la pequeña tienda llegaría a transformarse en una leyenda local. Luego de un tiempo, gracias a la cobertura en los medios de noticias nacionales como el Wall Street Journal y Bon Appetit, la leyenda dejó de ser meramente “local”.

En la actualidad, existen en el Condado de Palm Beach cinco negocios Hoffman’s y la primera franquicia está en Stuart, en el vecino Condado de Martin. Pero el hecho de que haya crecido no hizo que la filosofía de Hoffman’s Chocolates cambiara. Cada pieza de chocolate aún continúa siendo diseñada y creada internamente. Y las recetas continúan siendo secretos de familia.

“Paul aún está involucrado de gran manera, especialmente con el desarrollo de productos nuevos y la planificación estratégica”, dice Meltzer. “De hecho, nuestro título extraoficial para él es ‘jefe chocolatero’ ”.

Además de comprar chocolates, los visitantes también pueden presenciar cómo se hace el chocolate a través de ventanas que dan directamente al piso de la fábrica. La compañía no lleva estadísticas de la cantidad total de visitantes, pero los ejecutivos saben que durante la temporada invernal de fiestas llegan más de 50,000 personas, muchos de ellos en autobuses turísticos.

Cuando entran, son recibidos con chocolates de todas formas y tamaños — desde pianos en miniatura, nidos de pájaros, números, rosas, carros antiguos, bancos, hasta conejos, ya sean del tamaño de una moneda de 10 centavos como de una pelota de básquetbol — y rellenos con nueces de todo tipo, crema, jalea y dulces.

Hoffman’s produce cerca de 4 millones de piezas de chocolate al año, produciendo más de 1,200 productos incluyendo más de 150 tipos de trufas. Durante el invierno en el sur de la Florida, la producción llega a miles de libras diarias. Cada año, la planta usa más de 100,000 libras de almendras y 100,000 libras de nueces, y generando unas 10,000 libras de chocolate en bloque en una semana.

Bon Appetit escribió que Hoffman’s es “una de las mejores tiendas de chocolate de América”. Y hace unos años, el Wall Street Journal dijo que Hoffman’s tenía la mejor canasta de Pascua del país.  “En este momento, estamos a punto de hacer algo muy especial”, dijo Meltzer. “Este verano estamos abriendo un nuevo local en el centro de Lake Worth, el lugar donde empezamos años atrás. Para nosotros, es como volver a casa”.

Meltzer es una biblioteca abierta sobre el chocolate, desde sus comienzos hace 2,000 años cuando se le llamaba la “comida de los dioses”, pasando por los mayas que hacían una bebida de chocolate de los granos de cacao molidos, siguiendo por los aztecas que se lo ofrecieron a los conquistadores españoles y quienes los diezmarían poco después, pasando por las mejores selvas tropicales para hallar cacao, hasta el proceso de fermentación que transforma las vainas en frijoles.

“Para nosotros”, dice él, “es un proceso que nunca se acaba. Siempre estamos tratando de encontrar mejores ingredientes y de crear productos nuevos y únicos. Y estamos siempre buscando maneras nuevas y creativas de embalarlos”.

Confíe en nosotros cuando le decimos que usted no se irá sin un par de cajas en sus manos. Y seguramente, para cuando llegue al hotel, esas cajas llegarán casi vacías.  “Ahora vemos la segunda y la tercera generación de las mismas familias que vienen a comprar chocolate”, dice Meltzer. “Cuando usted ve las caras de las personas al morder un pedazo de chocolate, bueno, ahí está la razón por la cual lo hacemos. Hacemos cosas que trae alegría a la gente”.

Si va de visita

Dirección: Hoffman’s Chocolates, 5190 Lake Worth Road, Greenacres, Florida
Teléfonos: 561-967-2213, 888-281-8800
Página web: hoffmans.com

Steve Winston ha escrito y contribuido en 17 libros. Sus artículos aparecen en medios de comunicación a nivel mundial.

Más Por Steve Winston

Comments

Sesin iniciada como:null
No hay comentarios todava