Visite la Casa Blanca – en Orlando

By: Wendy Thompson

Añadir a Favoritos
El Museo Casa de los Presidentes lo transportará a un viaje histórico por la icónica casa presidencial de Estados Unidos y sus famosos inquilinos, una entretenida visita ideal para toda la familia.

Clermont – Con el planeamiento de las vacaciones para sus días de asueto se presenta el mismo dilema de siempre, dónde ir: ¿a los parques de diversiones de Orlando, y sus irresistibles nuevas propuestas de diversión familiar, o conocer la residencia donde viven los presidentes de Estados Unidos, la Casa Blanca?

¿Qué tal si viene a los dos, aquí mismo en la Florida?

Con tan solo conducir su coche unas cuantas millas hacia el noroeste de las afueras de Orlando, llegará a Clermont, en el sur del Condado Lake, donde "encontrará" un pasadizo hacia la Casa Blanca, gracias al Museo de la Casa de los Presidentes (Presidents Hall of Fame). Esta exhibición histórica permanente inevitablemente lo transportará hacia los recovecos más secretos y familiares de la Casa Nacional, y vivirá una experiencia educativa que le permitirá enterarse sobre la vida de sus pasados 43 residentes, así como de su actual inquilino, el Presidente Barack Obama, con todo y su perro "Bo".

Ubicado en la falda de unas de las colinas que le dan el sobrenombre de "Gema de las Montañas" a esta ciudad en el sur del Condado Lake, el Museo de la Casa de los Presidentes será fácil de avistar desde la Carretera Interestatal 27, donde está ubicado, ya que su fachada, de un blanco vetusto y que busca imitar detalles arquitectónicos de la original Casa Blanca, se destaca entre las edificaciones comerciales del área.

Al llegar al museo será "recibido" por Abraham Lincoln. Bueno, en realidad, una estatua de cera del ex presidente que parece tan real que creerá que se trata del mismo Lincoln sentado a la entrada de su antigua casa, acompañado además de otras figuras del pasado reciente estadounidense, como los presidentes George H.W. Bush, Ronald Reagan y Jimmy Carter. Fácilmente sentirá que le dan la bienvenida como todo un jefe de estado.

Una vez dentro será cautivado de inmediato por los objetos históricos, las vajillas delicadamente colocadas en las mesas y listas para los comensales, y por más de una docena de figuras de cera de pasados presidentes, primeras damas, sus hermosos vestidos y de un sinnúmero de objetos originales, otros réplicas exactas, que a través de más de 50 años han logrado reunir John y Jan Zwifel, residentes de Orlando, propietarios y curadores del museo.

El recorrido nunca dejará de sorprenderlo gracias a la delicada atención a los detalles que han puesto los curadores del museo en cada una de las piezas, pero muy especialmente en la réplica en miniatura de la Casa Blanca. Una exquisita maqueta arquitectónica que lo único que pudiese envidiarle a la verdadera Casa Blanca sería su tamaño.

Como si se tratase de una casa de muñecas, la Casa Blanca en miniatura pesa unas 20 toneladas, y de acuerdo a Jan Zwifel, quien junto a su esposo trabajó personalmente en cada detalle de la misma y en cada objeto que la decora, la mansión presidencial ha sido construida a una escala de una pulgada por cada pie cuadrado de espacio de la original casa que hermosa se impone en la Avenida Pennsylvania en Washington, D.C.

"Hemos cuidado cada detalle", explica Zwifel. "Desde las cortinas de seda y las puntadas que le dimos, hasta la selección de la madera para los muebles".

Detalles que el visitante podrá admirar de cerca y que llegan a ser tan minuciosos como las lámparas que adornan cada habitación de la casa, y que están hechas con minúsculos, casi tamaño microscópico, bombillas brillantes, o los cuadros en la pared y hasta los pequeños cubiertos y frutas sobre la mesa de la familia presidencial de turno.

El museo asimismo lleva los visitantes de la mano hacia un recorrido histórico y educativo que muchos turistas y familias con hijos en edad escolar buscan aprovechar durante su estadía en Orlando, asegura por su lado Bárbara Morrie, guía turística del museo.

Morrie coincide así con Mike Kirby, turista de Boston, quien aprovechó sus vacaciones en los parques diversiones de Walt Disney World para hacer su segunda visita al Museo de la Casa de los Presidentes en Clermont.

"Es un recorrido educativo y creo que es importante que los niños aprendan y se sientan orgullosos de su nación, de su historia", dijo este padre de familia, mientras sus hijos, de 16, 12 y 11 años de edad, fascinados disfrutaban de un vídeo de 110 minutos de duración en el que presentaban datos históricos de la Casa Blanca y su construcción. El video también incluye datos sobre el avión presidencial Air Force One, que es parte de los atractivos del museo de cera y artefactos históricos presidenciales.

Sin duda que una visita a este museo no dividirá su favoritismo por Florida y sus parques temáticos, y más bien enriquecerá su próxima visita a Orlando.

Si va de visita

Dirección: 123 N. U.S. Highway 27, Clermont, Fl. 34711
Teléfono: 352-394-2836
Cómo llegar: Desde Orlando, tome la Autopista Turpike hacia el norte, en la salida 272 haga una izquierda hacia la Carretera 50, Luego otra izquierda en la Carretera Interestatal 27. El museo estará a su derecha a unas dos millas de esta salida.
Si está en Disney: Tome la Carretera 192 oeste, salir en la Carretera 27 norte; a unas 13 millas encontrará el museo, a su derecha.
Costo: Adultos: $14.95; personas de la tercera edad: $13.95; niños de hasta 11 años de edad: $6.95. Los más pequeños entran gratis.
El museo está abierto de lunes a viernes, de 10 a.m. - 4 p.m.
Qué llevar: Nada en particular, sólo tiempo para disfrutar de cada uno de los detalles preciosos del museo y una cámara, pues se permite tomar fotografías.

Sponsored listings by VISIT FLORIDA Partners

Más Por Wendy Thompson

Comments

Sesin iniciada como:null
No hay comentarios todava