A lo largo del 'Ferrocarril Subterráneo' de la Florida, los esclavos se ganaban la libertad por sí mismos

Añadir a Favoritos
La Conferencia Nacional de Ferrocarril Subterráneo llegó por primera vez al sur en el 2012, a San Agustín, rico en historia tanto para el Nuevo Mundo como para los negros americanos.

En los años que precedieron la Guerra Civil, los negros americanos que huían de la esclavitud en el sur no siempre se dirigían hacia el norte. A veces, el camino más cercano a la libertad los llevaba más hacia el sur y hacia la Florida española.

En la actualidad, los visitantes de la Florida pueden explorar algunas de las paradas de este viaje, desde los puestos de la milicia donde los esclavos libres ayudaban a la protección de San Agustín contra la invasión británica, hasta lugares en el sur de la Florida donde grupos de esclavos fugitivos escapaban la tierra americana para hallar la libertad en las islas del Caribe. Esta parte de la carretera hacia el sur del Ferrocarril Subterráneo (Underground Railroad) no es común que se explore en los libros de historia, que comúnmente trazan el vuelo hacia la libertad de los esclavos con la ayuda benevolente de los norteños.

Según los historiadores, la historia de la Florida es diferente porque se concentra en cómo los antiguos esclavos se ganaron la libertad por sí mismos.

"Es importante traer a la luz y elevar el hecho que el Ferrocarril Subterráneo no era simplemente un salto de escape hacia Canadá", dice Carol Miller, gerente del programa nacional para la Red Nacional del Ferrocarril Subterráneo hacia la Libertad (National Underground Railroad Network to Freedom), un programa del Servicio Nacional de Parques (National Park Service). "La gente también buscaba determinar sus propios futuros escapando hacia las áreas fronterizas, y la Florida era ese lugar en aquel entonces".

Por primera vez en el 2012, la Organización de Historiadores Americanos (Organization of American Historians) y el Servicio Nacional de Parques trajeron hacia el sur la Conferencia Nacional de Ferrocarril Subterráneo (National Underground Railroad Conference). Los organizadores eligieron San Agustín como el lugar de reunión por su rica historia, tanto para el Nuevo Mundo como para los negros americanos.

Para Derek Hankerson, que ayudó a organizar el evento como director ejecutivo de El Camino de la Libertad de San Agustín (St. Augustine’s Freedom Road), la conferencia dio la oportunidad de remodelar la tradicional historia del ferrocarril subterráneo.

"Quiero que los americanos se den cuenta lo que es buscar la felicidad, lo que es salir a buscar tu vida y libertad", dice Hankerson. Muchos residentes locales de la Florida ayudan a contar esta historia a los visitantes. Juntos, ayudan a componer el Sendero de la Herencia Negra de la Florida (Florida’s Black Heritage Trail) y del Servicio de Parques Nacionales de la Red Nacional del Ferrocarril Subterráneo hacia la Libertad:

El Fuerte Mose

El sueño de la libertad en la Florida surgió a raíz de la promesa del Rey de España, quien decretó en 1693 que se les otorgaría la libertad a los africanos nacidos esclavos que hubieran llegado a San Agustín y se convirtieran al catolicismo.

La promesa lleivó a la fundación de la Gracia Real de Santa Teresa de Mose, comúnmente conocido como Fuerte Mose, la primera comunidad legal de negros libres en el territorio que se convertiría Estados Unidos, fue establecido en 1739, 120 años antes de la Proclamación de Emancipación.

El puesto fronterizo de la milicia fue ocupado por negros libres que ayudaron a proteger a San Agustín de los invasores ingleses. La gente que vivía allí desarrolló una comunidad de soldados y artesanos, y el asentamiento vio derramamiento de sangre en 1740 al proteger el fuerte de los ingleses que avanzaban en la escaramuza conocida como la "Batalla del Sangriento Mose" (Battle of Bloody Mose).

En la actualidad, nada queda del fuerte original o de las estructuras de madera que eran parte de la comunidad del Fuerte Mose. Pero los 23 acres del Parque Histórico del Fuerte Mose (Fort Mose Historic State Park) incluyen un centro turístico y museo que narra la historia del asentamiento, además de un paseo marítimo para que los visitantes exploren el lugar.

Cabo Florida

Ochenta años luego de que el Fuerte Mose fuera fundado, Florida se transformó en territorio estadounidense, popular entre los esclavos fugitivos no porque las leyes así lo favorecieran sino por su acceso a otros puertos de libertad.

En la actualidad, el Parque Nacional Bill Baggs del Cabo Florida (Bill Baggs Cape Florida State Park) en el Cayo Vizcaíno es un paraíso para los amantes de la playa, donde los visitantes pueden nadar y tomar el sol sobre una milla de arena frente al mar. Pero en la década de 1820, este lugar era un punto de encuentro muy importante para los que buscaban la libertad.

Hasta el famoso faro en la playa —la estructura más antigua que queda en el Condado de Miami-Dade, construido en 1825 y reconstruido en 1846— no es tan viejo como las historias que datan de los indios seminoles y de los esclavos fugitivos que se lanzaban en vela para llegar a las Bahamas.

Hasta hoy existe la comunidad de Red Bays en las Bahamas, fundada por fugitivos de la Florida. Y aunque el faro sea uno de los mayores destinos turísticos en Cayo Vizcaíno, "quedó como el lugar donde la gente podía ir y escapar clandestinamente", dice Miller del Servicio de Parques Nacionales.

Tortugas Secas

El Monumento Nacional Fuerte Jefferson, parte del pintoresco Parque Nacional Tortugas Secas (Dry Tortugas National Park) en Cayo Hueso, honra uno de los fuertes más grande que se hayan construido en la costa —y un sitio de escapes fallidos de esclavos.

El fuerte fue construido en su mayoría con la ayuda de esclavos negros. Y en 1847, siete esclavos tramaron un escape que involucró el robo de cuatro de las embarcaciones marítimas del fuerte, entre ellas un bote pequeño que era del cuidador del faro. Los hombres fueron capturados dos días después a 120 millas de Tortugas Secas, seguramente camino a las Bahamas.

Lo que los visitantes de alrededor del mundo buscan en este parque nacional es bucear, pescar, observar la vida silvestre, los pájaros, ir a las playas, además de explorar el histórico fuerte del siglo XIX.

Hay otros dos lugares en la Florida ubicados en la Red Nacional del Ferrocarril Subterráneo hacia la Libertad que incluye el Centro Arqueológico del Sudeste, en Tallahassee, y la Casa-Museo de la Herencia Familiar en Bradenton. Aquí, los visitantes exploran la historia africana-americana y sus logros, incluyendo el centro de investigación dedicado al ferrocarril subterráneo. Y el Centro Arqueológico del Sudeste contiene además una amplia colección de artefactos e investigaciones relevantes al ferrocarril subterráneo.


Sponsored listings by VISIT FLORIDA Partners

Comments

Sesin iniciada como:null
No hay comentarios todava