Disfrute todo lo que pueda en 48 horas en Cayo Hueso

By: Frances Robles

Añadir a Favoritos
Si está planeando visitar Cayo Hueso, tome en cuenta que no podrá perderse la puesta de sol en Mallory Square, ni dejar de unirse al ambiente fiestero de Green Parrot o mucho menos, desperdiciar la experiencia de nadar en el parque histórico Fort Zachary.

Este pueblo que una vez fue el hogar de los piratas y fabricantes de habanos, eventualmente dio paso a las almas perdidas que buscaban escaparse del mundo que los rodeaba… indefinidamente. Cayo Hueso fue en su época, uno de los pueblos más ricos (la recolección de tesoros de barcos hundidos tenía sus ganancias), ubicado en el extremo sur del país. Esta isla, ha sido el cielo de  hippies, pescadores, escritores, estudiantes vacacionistas y la comunidad homosexual.

Cayo Hueso no es solamente un pueblo de fiestas y borracheras. Más allá de tabernas inundadas de guitarras que vibran con el cantar de los fiesteros que dedican cada nota a sus bebidas favoritas, se encuentran también lugares serenos, elegantes y populares para familias, personas solteras o parejas. Ya sea que usted venga de paso en un crucero, como turista internacional o es un residente de la Florida, Cayo Hueso ofrece arte, cultura, música, historia y hasta mariposas.

A continuación 48 horas que valen la pena intentar.

Si llega a Cayo Hueso por la tarde, lo primero que usted quiere presenciar es un atardecer espectacular. Esta pequeña isla ofrece diferentes sitios para mirar el ocaso.

Dentro de los sitios favoritos del área, Louie’s Backyard es una casa victoriana con vista al mar que se ha transformado en un restaurante de alta categoría, ofreciendo un bar elegante que da al muelle. En el Registro Nacional de Lugares Históricos, este restaurante está calificado como uno de los mejores espectáculos nocturnos.

Si usted prefiere una vista desde lo alto, no puede dejar de ir a The Top. Este salón se encuentra en la azotea del edificio más alto de Cayo Hueso, el Crowne Plaza La Concha, ubicado en la 430 Duval St.

Ya sea que se dirija hacia el norte para encontrarse con un bar de ambiente alegre, o que se dirija unos cuantos pies hacia el sur, usted no resistirá detenerse frente a Fast Buck Freddie’s, una tienda tropical de departamentos que ofrece el sabor distintivo de Cayo Hueso. Algo así como una mezcla entre Pier One y “cachivaches tropicales”.

Para cenar, Santiago’s Bodega con más de 30 tapas, le ofrece desde una deliciosa sopa de lentejas, hasta pinchos morunos, y cerdo condimentado con salsa de mango y manzana.

Otra gran opción es Michael’s Key West, un restaurante lujoso categorizado como “una churrasquería que trata a los mariscos de manera justa.” Zagar lo ha calificado como el tercero en la lista de superioridad del estado y como número 1 en los Cayos de la Florida. Pregunte por el menú “light”, el cual ofrece la mitad de porciones a un precio más económico.

Más tarde, diríjase hacia Virgilio’s, donde encontrará una atmósfera relajante en medio de una pintoresca terraza. Los jueves por la noche podrá disfrutar de música latina en vivo después de las 10 p.m. y las damas podrán venir preparadas para ser invitadas por los salseros a la pista de baile. (¡Y créanos!: tómese su tiempo con los famosos Martinis de Virgilio’s.)

Durante su primera mañana en Cayo Hueso, puede desayunar en Pepe’s Café, uno de  los comederos más antiguos con casi 100 años de existencia en los Cayos de la Florida

Si usted viene de un lugar frío, probablemente querrá ir a la playa. Para este momento ya se habrá dado cuenta que la mejor forma de transportarse es por bicicleta, así que alquile una en cualquiera de los establecimientos alrededor del pueblo. Algunos de ellos ofrecen llevársela hasta el hotel.

Y si usted es un soltero menor de 30 años, vaya a Smathers Beach al sur del bulevar Roosevelt donde puede jugar voleibol o frisbee.

El lugar más popular para nadar es el Parque Histórico Estatal Fort Zachary, construido a mediados de los años 1800 con el fin de defender la costa sureste del país. Se localiza al final de la calle en Truman Annex, donde el agua es clara y hacer buceo de superficie es muy fácil. ¡No olvide traer un par de zapatos de natación, ya que existen muchas rocas enterradas en la arena!

Y hablando de deportes acuáticos, los residentes del área recomiendan Lazy Dog para hacer paddleboarding y kayaking.

Luego, almuerce mirando hacia la marina en la playa Salute, donde Alonzo’s Oyster Bar ofrece aperitivos de mariscos a mitad de precio, y su 2x1 deja a muchos comiendo de pie.

Durante la tarde, disfrute de una caminata poco convencional a lo largo del cementerio de la ciudad,  el hogar de la famosa tumba que tiene inscrito “… te dije que estaba enfermo”. Este cementerio está en medio del Old Town desde 1847, y entre otras estrafalarias historias sus visitantes son recibidos por el monumento que conmemora el hundimiento del USS Maine en la guerra hispano-estadounidense de 1898.

Los martes y jueves a partir de las 9:30 a.m. se ofrecen guías turísticas a través de la Fundación Histórica de los Cayos (Historic Florida Keys Foundation). Para más información y reservaciones, por favor llame al 305-292-6718.

Hacia el final del día, ya estará listo para recibir otro hermoso atardecer. Y esta vez, olvídese de lo que dicen los concheros locales. Usted no puede dejar Cayo Hueso sin haber visto caer el sol en Mallory Square, la casa de los festivales de arte, en medio de Houdinis tragafuegos y vendedores en la aceras.

Después del atardecer, deténgase en El Meson de Pepe’s y escuche una banda de salsa en vivo.  Disfrute de una tajadita del viejo Cayo Hueso, en el Schooner Wharf Bar o vaya al popular Green Parrot, esa clase de bar  donde si usted cierra los ojos podrá visualizar a su lado a un grupo de piratas con parches en el ojo planeando su próximo ataque.

Los domingos por la mañana, tenga su primera comida en Harpoon Harry’s, localizado en la 832 Caroline St., o si busca un lugar más elegante, visite Sarabeth’s, en la 530 Simonton St.

En Cayo Hueso, los domingos son un día perfecto para visitar museos. Entre las opciones poco conocidas, The Butterfly & Nature Conservatory en la 1316 Duval St., le permite caminar en medio de cientos de criaturas aladas. Los niños se pueden deleitar, mirando más de 60 especies de mariposas vagando en su hábitat.

Otra atracción interesante es la casa restaurada Custom House, ubicada en la 281 Front St., que ofrece un vistazo al pasado de Cayo Hueso por medio de pinturas y retratos.  Este año se anuncia la exhibición sobre Henry Flagler, el famoso magnate cuyo tranvía colocó a Cayo Hueso en el mapa de la Florida. 

También puede visitar las casas Audubon House, en la 205 Whitehead St., y Oldest House, en la 322 Duval St., ambas representan la arquitectura histórica de Cayo Hueso.

Si usted es un aficionado de historia y biografías, entonces las casas Hemingway House y Little White House son ideales para cualquier persona interesada en el autor Ernest Hemingway o el presidente Harry Truman, respectivamente.

Es difícil asegurar si las historias del gato con seis pies que relata Hemingway son verdaderas, pero si podrá encontrar varios felinos vagando en la 907 Whitehead St.

Para coronar el día, visita finalmente el White House Pier, en el 1400 Atlantic Blvd., con una última caminata bajo la caída del anaranjado sol.

¡Y por favor, no olvide su cámara!


Sponsored listings by VISIT FLORIDA Partners

Más Por Frances Robles

Comments

Sesin iniciada como:null
No hay comentarios todava