Obras maestras arquitectónicas, una mezcla de historia con el brillo de South Beach

By: Philip Morgan

Añadir a Favoritos
Dejemos la playa por unas cuantas horas y tomemos una caminata a través del famoso distrito Art Déco en Miami Beach.

Kenn Finkel se encuentra en el vestíbulo del hotel Essex House, una obra maestra del arte decorativo construido en 1938,  donde narra al pequeño grupo a su alrededor la historia de como la mayoría de los hoteles en Miami Beach albergaban casinos en la década de los 30, de una forma secreta por supuesto, ya que el juego era ilegal en esa época.

Cada recepcionista tenía una clave especial que permitía a los clientes encontrar el casino.
 
En el Essex House, cuando mirabas el diseño del reluciente piso de terrazo, se podían apreciar tres flechas que apuntaban a una puerta cerrada,  y esto indicaba siempre la pista deseada.

“Si usted preguntaba, ‘¿Dónde está el casino?’, la persona en la recepción te hubiera mirado a los ojos diciendo, ‘Mira hacia abajo’”,  según relata Finkel.

Finkel, un ex editor del Miami Herald, puede contar una buena historia en dos horas y seis cuadras.

El es uno de los 40 guías voluntarios que realizan diariamente recorridos a pie en el distrito de Art Déco en South Beach.

Todos ellos son expertos en sus respectivos reinos y tienen su propia forma de explicar el crecimiento, casi desaparición y eventual renacimiento, de lo que se conoce hoy como la mayor colección de arquitectura Art Déco en el mundo. La mayoría de los edificios fueron diseñados por cuatro arquitectos.
 
En la calle Ocean Drive, mientras los musculosos patinadores se deslizan por las aceras y los visitantes en bikinis merodean los cafés, Finkel dirige a sus curiosos estudiantes de hotel en hotel, deteniéndose en cada uno de ellos, con interesantes anécdotas y explicaciones

The Clevelander fue diseñado por el arquitecto Albert Anis, uno de los cuatro grandes arquitectos que mencioné. Éste es un típico edificio construido a mediados de los años 30 con estilo Art Déco”, explica Finkel.  “Note sus cuatro pisos —casi todos los edificios eran de tres o cuatro pisos en esa época. Es interesante apreciar las tres secciones de adentro, y las dos secciones de afuera que están apoyadas por la sección del medio.”

Además de fachadas de película, esquinas redondeadas y líneas horizontales agrupadas de tres en tres, los hoteles tienen lo que llaman “cejas” sobre las ventanas. Ahora considerados como una firma del estilo Art Déco, Finkel les explica a los turistas que  estas “cejas” fueron colocadas ahí por razones prácticas —para proteger las habitaciones del sol de la mañana.
 
El muestra como las cejas empiezan a curvearse alrededor de las esquinas en construcciones posteriores, de acuerdo a la evolución de este estilo.

Una fuente de inspiración para la evolución posterior fue la sede de patrullas de playa construida en 1934, que se asemeja a un crucero con portillas y otros detalles. Este se encuentra aún a flote —y todavía funcionando como sede para las patrullas de playa.

La abuela de Finkel solía vivir en uno de estos hoteles durante la década de los 60, cuando el distrito se convirtió en un lugar de retiro para jubilados. Más tarde, se transformó en un tugurio peligroso. Y aun así, en aquella época, Finkel siguió interesado en el enclave a través de un colega del Miami Herald, Michael Kinerk, uno de los primeros activistas seguidores de la difunta Barbara Capitman, quien ayudó a evitar la destrucción de los edificios y logró que el distrito figurara en el registro nacional de lugares históricos.

Varios constructores quisieron crear edificios altísimos, como los condominios sobresalientes que se construyeron al norte del distrito, “y el plan casi se realizó”, dice Finkel, hasta que Capitman se involucró.

“Ella era una visionaria”, comenta Finkel. “Ella no apreció esto como una zona de edificios deteriorados y gente deteriorada. Ella visualizó esto como una zona histórica.”

Los cuatro arquitectos principales ––Anis, Henry Hohauser, L. Murray Dixon y Roy France— también diseñaron la mayoría de los hoteles al estilo mediterráneo de la década de los 20, destinada a la atracción de una clientela adinerada con gustos del “viejo mundo”. La clase media llegó más tarde, en la década de los 30.

Finkel señala las columnas decorativas y las ventanas en arco del hotel Edison, uno de los últimos edificios de estilo mediterráneo diseñado por Hohauser. Queda a unas cuantas puertas del Congress, uno de los primeros diseños Art Déco del arquitecto.

Por cierto, el legendario personaje de cine Rhett Butler se hospedó una vez en el Edison. La estrella de Lo que el viento se llevó, Clark Gable, estuvo alojado ahí durante la Segunda Guerra Mundial, cuando, como señala Finkel, casi una tercera parte de “la totalidad de las fuerzas aéreas de los Estados Unidos entrenaron aquí mismo.”

Este entusiasta guía, educador y admirador del Art Déco nos lanza una serie de historietas con celebridades durante el camino. Finkel señala el muro de coral al frente del Cardozo Hotel en Ocean Drive. Allí, Frank Sinatra y Eddie Hodges se sentaron a cantar High Hopes, canción de la película ganadora del premio de la Academia en 1959, A Hole in the Head (Un agujero en la Cabeza).

Don Johnson se inclinó contra ese muro, cerca de la entrada del Carlyle, para iniciar el programa de televisión de la década de los 80 Miami Vice, que aumentó la popularidad del distrito.

Y la Casa Casuarina tiene la tercera entrada más fotografiada en el país, después de  La Casa Blanca y Graceland, según Finkel.  Un lujoso hotel tipo boutique y restaurante en la actualidad, está mansión perteneció al famoso diseñador Gianni Versace, quien fue asesinado en los escalones de la entrada una mañana de verano en 1997 por un lunático que no conocía.

“Mientras me doy la espalda,” afirma Finkel, “estoy dispuesto a apostar que alguien está tomando una fotografía de la entrada Versace ahora mismo. ¿Verdad?”

Clic.

“Nunca falla.”

Si usted va de visita

El recorrido a pie del Distrito Art Déco, patrocinado por la organización sin fines de lucro Miami Design Preservation League (Liga para la Preservación del Diseño de Miami), comienza todos los días a las 10:30 a.m. excepto  los jueves, desde el Art Deco Welcome Center, localizado en la 1001 Ocean Drive, Miami Beach. Los jueves el recorrido se inicia a las 6:30 p.m. El tiquete cuesta $20 para el público en general, y $15 para estudiantes y personas de la tercera edad. Se recomienda llegar al “welcome center” entre 10 o 15 minutos antes de iniciar el recorrido. Para más información, visite la página mdpl.org. Aprenda más acerca de la historia arquitectónica de Miami aquí.


Sponsored listings by VISIT FLORIDA Partners

Más Por Philip Morgan

Comments

Sesin iniciada como:null
No hay comentarios todava