Las baldosas del Columbia Restaurant cuenta la historia de una familia y un país

By: Tom Scherberger

Añadir a Favoritos
Todos los días en la transitada calle 21 en Ybor City, en Tampa, una artista meticulosamente restaura el patrimonio del Columbia.

El histórico Columbia Restaurant no sería lo que es sino fuera por sus baldosas: miles de ellas, hechas de terracota y pintadas a mano, adornando las paredes del restaurante tanto afuera como adentro. "Ellas realmente reflejan quienes somos", dice Richard Gonzmart, el presidente y la cuarta generación que administra el restaurant. "Cuando la gente piensa en el Columbia, quiero que piensen en España".

Las baldosas no solo crean un ambiente. Ellas cuentan la historia del Columbia, el restaurante más antiguo de Florida, fundado en 1905 en el histórico sector de Ybor City en Tampa. Ellas prácticamente marcan todas las eras de un restaurante que comenzó como un café sencillo hasta que se convirtió en la venerada institución que es hoy día.

Para Gonzmart las baldosas son una obra de arte y un legado familiar que él desea preservar, es por eso que cada día en la transitada calle 21 la artista Judith Villavisanis con una paleta de pintura en mano meticulosamente restaura estas baldosas hechas en España en los años 30.   

"Esto es historia", dice Gonzmart mientras camina observando las labores de restauración. "No te puedes deshacer de la Mona Lisa simplemente porque es vieja".

Y esa fue una lección difícil que le tocó aprender.

Gonzmart todavía se lamenta de la pared de baldosas que fue destruida durante la renovación de dos de las salas de comedor originales del restaurante. Ellas contaban la historia de Don Quijote en palabras e imágenes pintadas.

Varias docenas de baldosas están todavía en una parte del comedor, pero ahora sólo cuentan una parte de la legendaria historia.

Don Quijote es un símbolo perfecto del abuelo de Gonzmart, Casimiro Hernández Jr. En 1935 durante la Gran Depresión, Hernández asumió una gran deuda para renovar el restaurante que su padre había fundado. El salón Don Quijote fue la primera sala de comedor con aire acondicionado en Tampa – "o como era conocido entonces, el salón refrigerado", dice Gonzmart — y una apuesta arriesgada de Hernández para crear un restaurante lujoso. La inversión fue tan alta y los riesgos tan grandes, que Hernández le dijo a su esposa que tendría que matarse si no funcionaba.

Pero fue un éxito instantáneo. Había música y baile y meseros en esmoquin sirviendo paella y pescado pompano bajo un gigantesco chandelier de cristal. El restaurante representó un respiro para Tampa durante tiempos tan pesimistas y puso al Columbia en el mapa culinario.

Es todavía considerada una de las salas de comedor más lujosas de Florida, con sus altos techos, mesas con manteles blancos y meseros que todavía usan esmoquin.  

Y fue la primera de muchas adiciones y renovaciones. Hoy día el Columbia cuenta con 15 salones de comedor y capacidad para 1,700 comensales, un restaurante que ocupa toda una cuadra de la ciudad. Es un miembro del Salón de la Fama Golden Spoon (Cuchara Dorada) de la revista Florida Trend, y fue nombrado como uno de los 50 All-American Icons (Grandes Iconos Americanos) por Nation’s Restaurant News. La leyenda del beisbol Babe Ruth comió allí (y también fue botado una vez por estar borracho, pero al día siguiente envió un bate firmado para disculparse por el incidente).

Todo el frente del restaurante en la séptima avenida de Ybor City está cubierto de historia. Un gran mural muestra la llegada de Colón al Nuevo Mundo, y está firmado y fechado (4 de mayo, 1982) por Sando, un artista de Ybor City que tiene su estudio al frente del restaurante.

Adentro, el mural de Don Quijote peleando contra un molino de viento fue mostrado por primera vez en 1933 en la Feria Mundial de Chicago. Sin embargo, el favorito de Gonzmart es una pequeña pieza abstracta. "Realmente me gusta esa, no sé por qué", dice mientras admira la obra. "Me recuerda a Matisse".

Las baldosas que Villavisanis está restaurando fueron instaladas hace casi 40 años por el fallecido padre de Gonzmart, Cesar. Estas piezas fueron hechas en Sevilla, España, en los años 30 y fueron encontradas sin utilizar en el almacén de Las Novedades, otro restaurante icónico de Ybor City que Cesar Gonzmart compró en 1970.  

Villavisanis, oriunda de Tampa cuyo padre creció en Ybor City, parece tener una afinidad por el estilo de los pintores españoles que vinieron antes de ella. Villavisanis tiene un estilo antiguo: en los años 80, trabajó con Richard Sorrentino, un artista de Ybor City que pintó muchas de las coloridas baldosas que están en el frente del restaurante. Villavisanis ha estado trabajando en la restauración de las baldosas de adentro y afuera periódicamente por dos o tres.

"No pudimos encontrar baldosas para duplicar estas", dice. "Ya no las hacen".

Cuando termine con el trabajo de restauración, Villavisanis se enfocará en un nuevo proyecto: una sección de baldosas blancas donde pintará el árbol genealógico de la familia Gonzmart. 

Si vas de visita

El restaurante ofrece tours diarios, si está interesado, pregúntele al anfitrión o un mesero.
2117 East Seventh Ave., Tampa
Teléfono: 813-248-4961
Pagina web: ColumbiaRestaurant.com
E-mail: colybor@columbiarestaurant.com

Horas:
Lunes a Jueves, 11 a.m. - 10 p.m.
Viernes y Sábados, 11 a.m. - 11 p.m.
Domingo, mediodía - 9 p.m.
Abierto los 365 días del año para el almuerzo y la cena.

Más Por Tom Scherberger

Comments

Sesin iniciada como:null
No hay comentarios todava