Oviedo y el cantar de sus gallos gitanos

By: Wendy Thompson

Añadir a Favoritos
No se sabe con certeza el origen de esta banda aves coloridas y bulliciosas, pero los gallos y gallinas de esta ciudad cerca de Orlando han conquistado el corazón de residentes y turistas.

Oviedo — Quien piensa que para disfrutar de un ambiente campestre con todo y el canto de pájaros madrugadores tendría que cambiar su itinerario de vacaciones en Orlando, se le olvidó Oviedo, donde una "comitiva" de alborotados gitanos alados ofrece a los visitantes la más inesperada y entretenida de las bienvenidas.

Son los ya famosos gallos y gallinas salvajes de Oviedo, que con el tiempo se han convertido en símbolo de esta pequeña ciudad en el Condado Seminole, al este de Orlando. Esta población aún conserva su aire pueblerino, donde residentes y turistas disfrutan por igual de sus tradiciones, como la presencia urbana de estos casi venerados habitantes avícolas cuyo canto forma parte de la vida cotidiana de este pueblo de la Florida Central.

Optando la agitación del centro de la ciudad, estos gallos y gallinas se pasean a su antojo por el "downtown" de Oviedo, concentrados mayormente en el estacionamiento del centro comercial principal, ubicado en la intersección de las Carreteras 434 y 426, cerca de la calle "Main Street". Esta área de tráfico constante se ve interrumpida solamente por la sirena de los carros de bomberos de la estación cercana y por las señales de tráfico, como las que rezan "cuidado, cruce de pollos" en algunas de las intersecciones.

Aunque nadie sabe a ciencia cierta cuando llegaron los primeros gallos y gallinas a Oviedo,  historiadores y viejos residentes de la ciudad, cuyo nombre hace honor a la capital del principado de Asturias, en España, atribuyen su presencia a los primeros pobladores que, de acuerdo con datos recogidos por la Sociedad Histórica de Oviedo, se establecieron a la orilla del Lago Jesup en el siglo XIX.

Otros, no obstante, se animan a creer que estas aves son un vestigio viviente que data de la época del descubrimiento de la Florida por Ponce de León en 1513. Mientras que para algunos, los pollos primero se manifestaron entre 1993 y 1994, cuando una gallina con sus pollitos decidió mudarse al centro de la ciudad.

Así que los pollos salvajes de Oviedo son una familia diversa de gallos, gallinas y pollitos, cerca de 40, de vistosos colores, tamaños y variedad. Llama la atención el plumaje abundante de un gallo en particular, que parece ser el patriarca de la familia. "Sabiéndose" admirado, el gallo extiende con pedantería bravucona su cresta, abre sus alas para mostrar su plumaje entre las féminas del gallinero ambulante, y, en una especie de danza de vals, forma un círculo exhibicionista alrededor de la hembra que cautivada, tal vez por el baile, la valentía o el canto que acompaña la coreografía, cae rendida bajo sus alas.

Sea cual fuere el misterioso origen de los pollos, asegura Carolyne Tatum, residente de Oviedo y propietaria de una tienda de antigüedades cuyo frente es utilizado por la banda de aves para pernoctar por las noches, estos pájaros son un gran atractivo turístico y orgullo de los residentes de Oviedo.

"Nosotros estamos contentos con la presencia de los pollos salvajes porque además de ser un símbolo de nuestra ciudad, atraen visitas a nuestros negocios y nos distinguen como un atractivo único para los visitantes que una vez aquí aprovechan para hacer compras y visitar otros lugares", dijo Tatum.

Si es de los que les gustan las aventuras rurales y ecológicas durante sus vacaciones, incluir una visita para ver los pollos salvajes de Oviedo podría ser una opción divertida  para toda la familia. Pero cuidado, que aves salvajes al fin, no se sienten muy cómodos cuando les invaden su espacio, así que sugiero alimentarlos con precaución, aunque eso sí, al escuchar la puerta de su vehículo que se abre, correrán a su encuentro en busca de alimentos.

Y ya que está en Oviedo, anímese a disfrutar de las actividades al aire libre que esta ciudad ofrece. Con bellos árboles y vegetación abundante, la zona es también un santuario de aves y cuenta con el Cross Seminole Trail, una larga senda peatonal de casi cuatro millas de largo y que forma parte del Florida National Scenic Trail. Esta senda ofrece un paisaje natural ideal para el ocio y relajamiento antes (¡o después!) de su aventura gallística durante su próxima visita a los parques temáticos de Orlando.

Si va de visita

Cómo llegar: Desde Orlando, World Disney World y Universal Orlando Resort, tome la Carretera Interestatal 4 (I-4) hacia el este y tome la salida 94, de la Carretera 434. Continúe en dirección este hasta llegar a la Carretera 426. Allí verá el centro comercial, donde pululan los gallos y gallinas gitanos de Oviedo.

Qué llevar: Zapatos cómodos son lo más recomendable, ropa ligera para el calor y una cámara.

Sponsored listings by VISIT FLORIDA Partners

Más Por Wendy Thompson

Comments

Sesin iniciada como:null
No hay comentarios todava