Legendarios Murales del Americana Hotel Renacen en Tallahassee

Añadir a Favoritos
Una docena de murales de azulejos de cerámica de exploradores famosos serán restaurados y volverán brillar como obras de arte alrededor de la ciudad.

Kay Stephenson recuerda como cuando estaba en secundaria en el sur de la Florida visitaba el Americana Hotel in Bal Harbour para los bailes de colegio. Siempre que entraba al gran hotel con sus amigos, se quedaban maravillados por los 12 murales de exploradores legendarios que allí se exhibían.

Varias décadas después, el Americana Hotel ya no está. "La playa (Miami Beach) ahora es totalmente diferente. Ya no es lo mismo", dice Stephenson,  directora ejecutiva de Datamaxx en Tallahassee y miembro del consejo cultural de la ciudad. "Están remodelando todos esos viejos hoteles".

Pero esos murales todavía siguen vivos. El grupo de Starwood Hotels & Resorts los ha donado a la ciudad de Tallahassee.  

"Estos murales son un complemento sensacional para la ciudad ya que representan la riqueza cultural y artística de Florida", dice Keith Fordsman, vicepresidente de desarrollo del hotel The St. Regis Bal Harbour Resort.

La historia de los murales es una lección sobre la riqueza arquitectónica de Florida, que se extiende por más de medio siglo.

En 1956, la cadena Tisch Hotel construyó el Americana Hotel de 475 habitaciones, uno de los tres grandes hoteles que en aquel momento adornaban a la meca turística conocida como "Gateway to the Americas" (El Portal de las Américas). 

Este no fue un proyecto cualquiera. El Americana fue diseñado por el arquitecto de fama mundial Morris Lapidus. Conocido por sus icónicos hoteles y estructuras modernas, Lapidus no sólo diseñó el hotel. El contrató a un grupo de artistas para que añadieran detalles especiales a este lugar. Entre estos artistas se encontraba Anton Refregier, quien creó los murales con el tema de los exploradores en el lobby del hotel. Estas imágenes, de 3 píes de ancho y 12 píes de alto, fueron creadas como mosaicos de azulejos de cerámica.

Entre la docena de murales se encontraba Cristóbal Colón, Henry Hudson, Sir Francis Drake, Vasco da Gama, Robert LaSalle y Vasco Nuñez de Balboa.

Los murales permanecieron en el hotel a pesar de que la propiedad cambió de dueño. En el 2007, cuando se estaba preparando su demolición, el nuevo dueño (Starwood) empezó a buscar un nuevo hogar para estas obras de artes. Fue en ese momento en que la arquitecta de Miami Beach Deborah Desilets pensó en su ciudad natal, Tallahassee. 

"La importancia de Tallahassee en la historia de Florida se alinea con el deseo de ubicar este arte en una área pública, donde el objetivo de Lapidus será logrado", dice Desilets, quien fue inicialmente contratada por los hoteles Starwood como una consultora para el "Spirit of Lapidus Project" (El Proyecto Espíritu de Lapidus).  

Parece casi inevitable que los murales vivan en un espacio público. Refregier es reconocido como uno de los más famosos artistas del Works Progress Administration (Administración de Obras de Progreso), la principal agencia creada en 1936 —durante el "New Deal" del presidente Franklin D. Roosevelt— para contratar a personas desempleadas en la construcción de proyectos de obras públicas. Y Lapidus fue también un gran proponente del arte en lugares públicos, dice Desilets.

Envueltos cuidadosamente en plástico protectivo, los paneles de los murales empezaron a llegar a mediados de agosto. Los oficiales de la ciudad contactaron al Smithsonian Institution para que les recomendaran un experto en restauraciones para que trabaje en los paneles antes de que estos sean exhibidos.

Una vez restaurados, cada panel va a pesar alrededor de 300 libras. Este peso ligero permitirá que sean más portátiles.

"Esto cambia la dinámica de cómo podemos exhibirlos", dice Gil Ziffer, un comisionado de la ciudad de Tallahassee que ha estado involucrado en el proyecto. También comentó que posiblemente los murales serán trasladados y mostrados en diferente lugares.

"Donde sea que estén, va a ser un lugar donde el público los pueda disfrutar", continuó Ziffer. "La única estipulación es que tenemos que mantenerlos en un lugar público. Eso es muy bueno. Yo creo fuertemente en el arte en lugares públicos. Debemos tener más oportunidades para el arte en áreas públicas".

Una vez instalados, los exploradores pasarán a formar parte del muestrario de obras de arte público que incluye el World Map de Gregory Gómez en las afueras del Challenger Learning Center, Stormsong de Hugh Bradford Nichols en el Capitol Complex, Quark de John Henry en el Doug Burnette Park, y Miami Beach Ball de Romero Britto en el Kleman Plaza

Sin embargo, el tema histórico de los Exploradores está más relacionado con la obra The Native Americans de los escultores Bronze by Cooley, figuras de bronce de tamaño humano que están instaladas cerca del R.A. Gray Building, en la esquina de las calles Bronough y Pensacola.

"Es un gran logro que Tallahassee haya asegurado estas obras", dice Chucha Barber, directora ejecutiva del Museo Mary Brogan en Tallahassee. "Cualquier elemento que realce el arte en los espacios públicos es bueno para la comunidad".

Andrew J. Skerritt es un profesor asistente de periodismo en Florida A&M University.


Sponsored listings by VISIT FLORIDA Partners

Comments

Sesin iniciada como:null
No hay comentarios todava